¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Tendremos ITV más duras para el año 2018

A partir del año que viene pasar la ITV será más complicado, especialmente para los que no tengan en buen estado su mecánica (relativo a emisiones contaminantes) o a los que tengan deshabilitados o anulados sistemas de seguridad activa o pasiva.

Fotografía: Juan Fernández (Flickr) CC BY

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es uno de los grandes temores del automovilista, y no solo de los que pasan olímpicamente de mantener su montura en condiciones, también de los más píos. No es inusual que un vehículo moderno no pase la inspección por una simple tontería burocrática, véase accesorios oficiales sin un papelito.

Dentro de la Unión Europea se tienen que armonizar una serie de cosas entre los países miembros, y una de las materias tiene que ver con reglamentación y legislación sobre temas técnicos. Hace tres años se publicó la directiva 2014/45/UE de 3 de abril de 2014, relativa a las inspecciones técnicas periódicas de los vehículos de motor y de sus remolques, y por la que se deroga la Directiva 2009/40/CE.

Las inspecciones basadas en dicha directiva comenzarán el año que viene

Ese es el nuevo marco normativo a seguir, que cada estado miembro tiene que incorporar a su legislación en un tiempo determinado. Este año el Gobierno de España publicará en el BOE un Real Decreto que marcará las condiciones para el procedimiento de inspección, y por ende, que afectará a las ITV y su forma de trabajar. Ya existe un proyecto de dicho RD que se puede consultar aquí.

Los nuevos procedimientos de inspección pretenden levantar lo que ahora se puede ocultar de forma más o menos chapucera. Por ejemplo, cuando existe un problema de cierta importancia, se encienden en el tablero luces de advertencia. Pueden ser naranjas si es algo serio, y rojas si es algo muy peligroso.

Imaginemos que, por ejemplo, hay un problema con un sistema anticontaminación, como puede ser el filtro de partículas de un diésel. Cuando se detecte una anomalía se encenderá una luz en el tablero de forma inmediata o al pasar cierto tiempo. Es posible anular la avería de forma temporal y así pasar una inspección fácilmente.

Eso va a ser más complicado, ya que los técnicos conectarán máquinas de diagnóstico al puerto OBD que todo turismo tiene desde 1996. De esta forma pueden aflorar muchas cosas, como pueden ser válvulas EGR anuladas o catalizadores suprimidos. Hay quien anula estos sistemas por lo caras que son sus averías, por aumentar prestaciones o simplemente por falta del más elemental civismo.

Uno de los aspectos que más se van a vigilar son las emisiones contaminantes. Evidentemente no se podrá exigir a un vehículo que cumpla las más modernas normativas, pero sí se le puede exigir que cumpla -con unos márgenes- con la normativa vigente en el momento de su primera matriculación.

Bien es cierto que la directiva 2014/45/UE apareció año y medio antes de que saltara el Caso Dieselgate en la prensa, y que por entonces la preocupación por la contaminación provocada por el tráfico rodado no era tan intensa, pero existía. Ya se habían percatado los legisladores de que la contaminación no había bajado tanto como debería haberlo hecho.

A día de hoy los controles de emisiones dejan mucho que desear, en los gasolina se mira el monóxido de carbono (CO) -gas venenoso- y el valor lambda -mezcla aire/gasolina- si están catalizados. En los diésel solo se mira la opacidad de humos, y eso que la inspección de motores de gasóleo supone un coste superior respecto a los de gasolina.

Los técnicos podrán descubrir con más facilidad quién contamina más de la cuenta, ya sea por falta de mantenimiento o por supresión intencional de sistemas antipolución. Todavía está pendiente de saberse el umbral por el que se permitirá un exceso de los límites legales, especialmente en el caso de los óxidos de nitrógeno (NOx).

Las ITV necesitarán a acceder a información sensible de los fabricantes para comprobar que todo está en orden, y se cree que la inspección puede aumentar su precio. Muy probablemente ese aumento de precio será asumido por los usuarios de los vehículos, aunque siempre será mejor que en Japón, donde la inspección (shaken) supera los 1.000 euros y es muy difícil pasarla al cabo de los años.

Los precios de las ITV están regulados, pero en algunas CCAA están liberalizados (se puede aplicar descuento), como Madrid o Canarias

Es cierto, las inspecciones más rigurosas aumentarán los resultados desfavorables y seguramente las tarifas, pero los beneficiados somos todos: afectará positivamente a la seguridad vial, y permitirá desterrar de las carreteras a los más contaminantes. El derecho a la movilidad es importante, pero no es sagrado, y por encima está el derecho universal a la salud.

Noticias relacionadas

  • Comentario de JJ
    27/03/2018 (13:45)

    JJ

    "Hace 150 años había muchísima gente que vivía de criar caballos pues éstos se usaban como medio de transporte, hace 80 años había muchos serenos que vigilaban las calles de los pueblos y ciudades por las noches, hace no más de 30 años había muchísimos técnicos electrónicos que reparaban electrodomésticos, televisores, etc... hoy en día se repara ya muy poco (y reparar es cambiar módulos enteros, es decir, quitar uno y poner otro)... la prensa en papel está en vías de extinción (en 20 años no habrá periódicos en papel). La Historia de la Humanidad está llena de profesiones que van desapareciendo conforme evoluciona la misma. Desaparecen unos sectores y aparecen otros nuevos. Fue, es y será siempre así. Lo que no se puede pedir es a gente que gana sueldos pírricos, que estén cambiando de coche cada 8-10 años, pagando letras e intereses a bancos y financieras de coches y dejando de comer para que los que fabrican coches, los mecánicos y los de los concesionarios puedan seguir viviendo. O se mejoran las condiciones laborales del conjunto de la ciudadanía, o se suben los salarios o las matemáticas no salen. No se puede estar cambiando de coche, de móvil, de ropa y de muchos productos de consumo con la frecuencia que se pide cuando la gente tiene trabajos basura y sueldos del Congo."

  • Comentario de Kullman_
    21/03/2018 (01:15)

    Kullman_

    "Diselo a los más de 63.000 españoles que trabajan fabricando coches, a todos aquellos mecánicos y chapistas que viven del mantenimiento de los coches, todos los trabajadores en los miles de concesionarios que existen en España, etc."

  • Comentario de JJ
    30/05/2017 (08:47)

    JJ

    "La verdad es que, si aquí todo el mundo fuera legal y no hubiera la corrupción política y el chanchulleo que hay, lo veo bien por temas de seguridad vial, menores niveles de contaminación, etc..., aunque, que no se engañen las empresas automovilísticas: van a vender menos coches (al menos en países como España con una reforma laboral que ha traído pérdida de estabilidad y una crisis que ha provocado una caída generalizada de los sueldos que no ve visos de remontar en muchos años). A priori, se puede pensar: ITV más caras y duras, la gente comprará más coches pues no les saldrá a cuenta mantener el "viejo"... sí, pero si un coche nuevo, te supone una letra de 300-400€ al mes vía financieras de los concesionarios, y a los pocos años (quizás antes de tener siquiera pagado el coche), ya toca pasar ITV, y aún estando relativamente nuevo, empezamos con problemas y gastos varios de mantenimiento, ... muchos individuos, en la "era Cabify, Uber y sistemas de movilidad compartida" (economía colaborativa), se van a plantear muy mucho la tenencia en propiedad de un vehículo. Es decir, el que no necesite el coche para trabajar ni para ir a trabajar, quizás le salga más a cuenta alquilar un coche para dos viajes al año que haga. Si en casa tienes dos coches, probablemente, con uno para "emergencias" sea más que suficiente. Y para muchos trayectos, pues BlaBlaCar, Uber, Cabify y/o transporte público puede cubrir perfectamente las necesidades y evitar la inversión ruinosa de 20.000€ en un coche nuevo más un mantenimiento e impuestos con elevados costes durante la vida útil unido a unas ITVs caras y duras de superar. Si queremos contaminar menos, lo que menos contamina es un coche parado o, lo que es mejor, un coche que no existe. Si la industria del automóvil vende menos, pues que se pongan las pilas como ya miles y miles de curritos se las han puesto durante la crisis,... quizás, con toda la tecnología actual, ya no sea tan necesario ver ciudades llenas, en horas puntas, de conductores solitarios en atascos infumables quemando diésel y gasolina a punta de pala y pagando ITVs e impuestos que, quizás, organizándonos nuestras vidas de otra manera (menos individualista), no sería necesario soportar (es decir, se podría ir a trabajar a la misma empresa varios compañeros compartiendo un único coche y sus gastos, sin necesidad de 5 compañeros, 5 coches)."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto