¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La DGT podrá reducir la vigencia de los carnés de conducir de los mayores de 65 años

    La DGT podrá reducir la vigencia de los carnés de conducir de los mayores de 65 años
    Intervinientes en la Jornada Mayores y SeguridadVialFundación CNAE (Twitter)
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    ¿Cuándo hay que dejar de conducir? La edad no es un parámetro definitivo, lo es el estado de salud, y eso hay que irlo tanteando con exámenes psicofísicos más a menudo. La DGT también pretende que dichas pruebas sean más eficaces para retirar a conductores con las facultadas mermadas de la circulación.

    Hoy día, el 15% de los conductores censados supera los 65 años. Con la legislación actual, sus permisos de conducir tienen una vigencia de cinco años, en vez de los 10 años para los conductores de menor edad. Mientras se pasen los exámenes psicotécnicos, se puede conducir indefinidamente.

    Este colectivo es más vulnerable a nivel estadístico, tanto como conductores como peatones y ciclistas. El 28% de los fallecidos en siniestros viales durante 2019 tenía 65 años o más. El dato va en línea con la Unión Europea, el 30%. Según vayan haciéndose más mayores los baby boomers, esta cifra puede aumentar.

    La esperanza de vida en España solo se ha visto alterada por la pandemia de COVID-19, descontando ese efecto -dada la alta mortalidad de los mayores- cada vez se puede gozar de una vida más plena y satisfactoria incluso a edades que, en otras épocas, era de simples ancianos. Pese a ello, con la edad las habilidades se van perdiendo, incluso con toda la experiencia del mundo.

    Sin embargo, la DGT es consciente de que es un colectivo que merece especial protección, y una de las medidas que se van a tomar es reducir los periodos de vigencia para conductores veteranos que ya contempla la legislación actual. Serán menos de cinco años.

    Con motivo de la Semana de la Seguridad Vial, se han celebrado unas jornadas de debate sobre la movilidad de los mayores. En una de las intervenciones María José Aparicio, subdirectora de Educación y Formación Vial de la Dirección General de Tráfico, confirmó dichos planes.

    «Sabemos que en el caso de las personas de una determinada edad tendremos que reducirlos [los periodos de vigencia de los permisos de conducir]»

    Pero no se trata únicamente de retirar los permisos antes a base de exámenes psicotécnicos suspendidos, sino de afrontar de forma más general las necesidades de movilidad de este segmento de población. José Ignacio Lijarcio, el director de proyectos de Fesvial, se refirió a ese extremo: «Debe haber una promoción de la movilidad de los mayores, ya que no estamos hablando de una cuestión de edad sino de salud».

    Un conductor de la vieja escuela en sus años mozos - Fotografía: simpleinsomnia (Flickr) CC BY

    El sector de las autoescuelas ha detectado que, después del primer confinamiento, más conductores veteranos se han interesado por clases de reciclaje y refuerzo. Así lo constató el presidente de CNAE, Enrique Lorca. Es más, se mostró a favor de incentivar este tipo de formación.

    Por su parte, el secretario general de la Asociación Española de Centros Médicos Psicoténicos (ASECEMP), Bonifacio Martín, aboga por recuperar los plazos de vigencia que había hasta 2009. Hasta los 45 años, el permiso tenía una vigencia de 10 años, a partir de ahí había que renovar cada lustro. Desde los 70 años, el permiso solo tenía dos años de vigencia hasta su caducidad.

    Hablando de este tema, hace ya más de un año desde que se propuso en la Fiscalía de Salamanca que los conductores de más de 70 años llevasen un distintivo visible con la letra «M», de la misma manera que los conductores noveles tienen el suyo, para que otros conductores estén avisados y sean más pacientes e indulgentes. No se volvió a saber nada del tema.

    La DGT está detrás de la mejora de las pruebas psicofísicas que han de superar los conductores mayores, así lo aseguró el director del ente, Pere Navarro, en una comparecencia ante la Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso. Desde luego el sistema actual precisa de unos cuantos arreglos.

    Todos hemos tenido conocimiento de algún conductor muy mayor que «es un peligro al volante», así como conductores a los que hay que quitarles las llaves y vender su coche, o que por pura cabezonería algunos veteranos se niegan a perder la autonomía y libertad que les brinda el coche. El sistema no los está cribando de forma eficaz.

    Con el tiempo, estos problemas se irán mitigando con la tecnología. Con los coches autónomos la libertad no implicará tener que conducir. Además, las ayudas a la conducción podrán reducir las consecuencias de los despistes y los errores, aunque esto es aplicable a todos los segmentos de población que conduce. Mientras tanto, hay que tomar más acciones a corto plazo.