¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La realidad virtual llega a los concesionarios de Audi

    Nos pasa a todos, en nuestra imaginación visualizamos cómo sería nuestro nuevo coche perfecto, cómo quedaría con unos equipamientos u otros. La tecnología de realidad virtual comienza a llegar a los concesionarios de Audi, una forma más de ayudarnos a personalizar nuestro coche.

    Hoy, la tecnología de realidad virtual nos permite sumergirnos en el interior de un mundo virtual. De hecho, Peugeot desarrolló un entorno virtual para el lanzamiento del nuevo 3008, pero hasta ahora no existía ningún fabricante que aplicara esta tecnología a la compra de nuevos coches en los concesionarios.

    Audi es el primer fabricante del mundo que introduce unas gafas de realidad virtual como configurador desde el interior de un mundo nuevo gracias a la tecnología "Audi VR experience", un servicio que se está comenzando a implementar en distribuidores autorizados de Alemania, Reino Unido y España, tras haber realizado pruebas en concesionarios de Brasil y Alemania durante 2015, sirviendo también de feedback para la mejora del sistema.

    Aunque la marca ya ha utilizado gafas VR en los procesos de fabricación para ver bajo la carrocería, el paso que ahora da es más un salto, ya que Audi permitirá a los clientes adentrarse en un mundo absolutamente nuevo, configurando su coche con todos los detalles y equipamiento opcional de Audi creando una imagen absolutamente real.

    Tecnología de realidad virtual aplicada en producción y diseño para mirar debajo de las carrocerías

    Tan avanzado es el sistema de realidad virtual, que los clientes podrán ver su coche en 3D y con los efectos de luz de las diferentes horas del día sobre la carrocería pudiendo ver el color más o menos atractivo.

    Con el interior, ocurre lo mismo, las gafas VR ofrecen una vista desde cualquier ángulo de forma que se puede comprobar cómo queda una determinada superficie de los elementos decorativos con la incisión de la luz o probar el sistema de sonido.

    En un futuro y no muy lejano, la marca de los cuatro aros ofrecerá también a los clientes la posibilidad de realizar pruebas virtuales de determinados sistemas de asistencia a la conducción que hasta ahora sólo son posibles en pruebas reales, comprobando las capacidades de la iluminación en carretera o el comportamiento con determinadas funciones de conducción autónoma.