¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Lamborghini Aventador 2022 se estrenará con un V12 híbrido y tracción total eléctrica

    Boceto oficial del Lamborghini Aventador Lamborghini

    Los italianos de Sant'Agata Bolognese ya trabajan en el sucesor del Lamborghini Aventador. El buque insignia de la marca ya acumula nada menos que una década a sus espaldas, por lo que la firma trabaja en un modelo nuevo que llegará en 2022. El deportivo volverá a la carga con un motor V12 pero híbrido.

    Ya sabíamos que el futuro del Lamborghini Aventador estaba asegurado. Responsables de la marca italiana, como Maurizio Reggiani, el jefe del departamento técnico de la firma de los Toros, ya había apuntalado más de una vez su futuro en el mercado, por lo que la nueva generación ya está programada para debutar a principios de 2022.

    Poco más de un año por delante para que los italianos presenten un relevo para una auténtica bestia del asfalto y de la tecnología, que acumula 10 años desde que fuese presentado y que destacó por el despliegue técnico de ingeniería. En los tiempos que corren, la cuestión ya no es la puesta a punto del chasis, no dudamos de la capacidad y experiencia de Lamborghini para superar el nivel de conducción que ofrece actualmente.

    Uno de los prototipos del exclusivo Lamborghini SCV12. Sus 830 CV son la referencia del futuro Aventador

    Los argumentos del futuro Lamborghini Aventador: V12 híbrido sin turbos y tracción eléctrica a demanda con más de 800 CV

    Aunque algunas fuentes han apuntado más de una vez a la desaparición del potente V12 cilindros o al montaje de un sistema de sobrealimentación, sabíamos que las exigentes normas de emisiones pasaban obligatoriamente por la hibridación, y así lo ha confirmado Reggiani en más de una ocasión: «El V12 es una parte integral de la historia de Lamborghini. Sin embargo, para cumplir obviamente con las leyes de consumo de combustible y anticontaminación, necesitamos una versión híbrida electrificada. No tenemos por qué recurrir al turbocompresor, la electrificación ayudará al aspirado en las zonas donde tenga huecos, soportando la entrega especialmente a bajas revoluciones».

    El jefe de los motores se enfrenta a retos muy interesantes, y que solo los híbridos pueden superar. Por un lado, el de mantener a raya las cifras de emisiones de CO2 y por otro, el de establecer un nuevo nivel de prestaciones y de potencia, porque superará los 800 CV muy de largo. Lo suficiente para contar con un amplio margen de aumento en las sucesivas variantes del futuro modelo, como de los 700 CV del Aventador base a los 770 CV del Aventador SVJ Roadster, por lo que los 830 CV del SCV12 son el verdadero reto.

    El deportivo volverá a concebirse con una estructura monocasco de fibra de carbono para mantener el peso en el nivel más bajo posible, y también contará con tracción total eléctrica, gracias a un motor eléctrico instalado en el eje delantero, una solución que ahorra peso considerablemente y que funciona a demanda, la solución que los italianos valoran más positivamente. Difícilmente veremos un Aventador híbrido enchufable, ya que el sistema de carga ya añade un gran peso al conjunto, que la marca italiana evitará a toda costa.

    Fuente: Carandriver