¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lamborghini Countach LP400 "Periscopio": el primero de la saga

16

El Countach LP400 fue la primera generación del icónico deportivo de Lamborghini.

Apodados Periscopio por la particular configuración de su retrovisor central, son los ejemplares más cotizados del modelo.

Presentado en Ginebra 1974, solo fueron fabricados 157 ejemplares entre 1974 y 1978.

Lamborghini Countach LP400 1975.

Tras el éxito de la presentación en el Salón de Ginebra de 1971 del Lamborghini Countach LP500 prototipo, el primer Countach construido, la marca lanzó en 1974 la primera serie del modelo, el Countach LP400. Este disponía de un motor V12 de 4.0 litros en lugar del motor de 5.0 litros que montaba el prototipo, pero disponía de la misma imagen rompedora que el ejemplar mostrado en Ginebra 3 años antes.

El Countach no fue un mero sustituto del Miura, su lanzamiento logró marcar un punto de inflexión no solo en la historia de la marca, sino de la propia industria. Su estampa era única en el mercado y sentó la base estética sobre la que se basarían todos sus sucesores. Al contrario que el Miura este contaba con el motor en posición longitudinal, de ahí que los LP400 inauguraran la nomenclatura LP (longitudinale posteriore) que a día de hoy siguen empleando Aventador y Huracán.

La primera serie del modelo es la más sencilla de reconocer a simple vista, pues no cuenta con los enormes pasos de rueda, ni el inmenso alerón trasero opcional que gozaron todos sus sucesores. Además de un techo único, con una hendidura y una pequeña ventana que servía para poder reflejar la zona posterior en el retrovisor central, de ahí su apelativo, “Periscopio”.

Sobre el techo la hendidura gracias a la cual se ampliaba la visión trasera.

Su motor de atmosférico de 12 cilindros disponía de 3.929 c.c. y entregaba 375 CV y 361 Nm de par máximo, solo estaba disponible con transmisión manual y disponía de los neumáticos más estrechos que montó ningún otro modelo de la saga. A partir de su sucesor, el Countach siempre contó con los neumáticos más anchos disponibles del mercado, en un intento de agarrarlo al suelo.

Más rápido que su sucesor

Su propio sucesor, el Countach LP400S, a pesar de parecer más agresivo por su anchos aditamentos aerodinámicos, contaba con menos potencia y menores prestaciones, a lo que contribuía sin duda que el LP400 gozara de menor peso y una mejor aerodinámica, precisamente por contar con una carrocería más despejada.

Su construcción era muy ligera, disponía de un complejo bastidor tubular sobre el que se montaban los paneles de la carrocería, fabricados en aluminio. Este es precisamente el motivo principal de las peculiares puertas de apertura vertical o de tijera, ya que con unas puertas convencionales los ocupantes se podrían quedarse atrapados dentro del vehículo. Al igual que con el Mercedes-Benz 300 SL “alas de gaviota”, la altura del propio bastidor en la zona de acceso impedía una maniobra natural de acceso y por tanto, una puerta convencional.

Las puertas de apertura vertical, seña de identidad de la marca.

Su diseñador, un joven Marcello Gandini, ya había diseñado puertas con esta solución, en el Alfa Romeo Carabo, por lo que ante el inconveniente del acceso se decidió incluir este sistema tan espectacular y que ha servido como seña de identidad de la marca para todos los modelos de motor V12 central.

Entre 1974 y 1978 se fabricaron un total de 157 ejemplares del Countach LP400, una corta producción que supone la tirada más corta del modelo, que gozó de 5 versiones con una cifra de producción total de 2.042 unidades, entre 1974 y 1990, año en el que fue sustituido por el Lamborghini Diablo.

Para muchos, los LP400 “Periscopio” son los ejemplares más deseados del modelo. Su limpia carrocería, con el diseño original del modelo y sin los excesivos pasos de ruedas ni el gigantesco alerón trasero (una opción por otra parte muy cara), es la que representa la versión más pura del Countach, sin embargo, para muchos otros precisamente esta sencillez estética es la que lo convierte en la versión menos atractiva.

Las versiones más cotizadas para muchos.

Actualmente, las versiones más cotizadas del modelo son precisamente la primera y la última, los LP400 y 25th Anniversary, en este último caso encontramos el V12 elevado a 5.2 litros con 455 CV y 500 Nm de par, y una carrocería plagada de entradas de aire.

El más cotizado de todos

Durante años, las únicas versiones del Countach que podíamos encontrar en las grandes subastas del año se correspondían precisamente con estas, aunque eran muy raros de encontrar. Sin embargo, en esta última década la saga Countach ha vuelto a ganar protagonismo y estos últimos años ya han comenzado a aparecer ejemplares de las versiones intermedias, como los 5000 QV, además de sufrir una considerable revalorización.

Un LP400 de 1974 en estado de concurso raramente llegaba al millón de dólares, pero a partir de 2014 su cotización ha explotado y ahora pueden alcanzar los 2.0 millones de dólares.

Este ejemplar amarillo de 1975 solo tiene 6.000 kms de uso.

El ejemplar de color rojo que aparece en las imágenes se corresponde con el LP400 nº 86, fue subastado en 2015 y es uno de los pocos ejemplares que podemos encontrar con el volante a la derecha, mientras que la unidad de color amarillo es el LP400 nº 31 y fue entregado al Príncipe Mansour Bin Mashal de Arabia Saudita en 1975, aunque en la década de los ochenta fue repatriado a Italia. Tras más de 40 años y 4 propietarios solo ha recorrido 6.000 kilómetros, por lo que no es de extrañar su estado impecable.

Este se muestra en su esquema de color original, amarillo Giallo Fly con el interior marrón tabaco, aunque recientemente recibía una restauración del interior, donde recuperó la tapicería marrón original, y una revisión profunda de la mecánica, que incluyó modificaciones en el sistema de refrigeración, con nuevos ventiladores para aumentar la fiabilidad de la mecánica, y el sistema de aire acondicionado que montaba la posterior versión Countach Quattrovalvole.

El origen del nombre

Desde el Miura, todos los Lamborghini, o al menos la gran mayoría de ellos, han gozado de un nombre relacionado con la tauromaquia. La razón no es otra que la afición que sentía su fundador, Ferruccio Lamborghini, con el mundo del toro y por la afinidad que sentía por España, donde mantenía numerosas amistades.

Lamborghini Countach LP500, el primer prototipo de 1971.

Sin embargo, el Countach fue toda una excepción, ya que no goza de un nombre propio real. El vocablo Countach proviene del dialecto piamontese, y es una expresión de asombro que no tiene una traducción literal a nuestro idioma. Podemos traducirlo como la expresión “¡cielos!”, aunque también podemos encontrarnos otras fuentes que afirman que la expresión realmente es una palabra malsonante.

El motivo de haber escogido esta expresión es toda una historia, pues se cuenta que cuando Nuccio Bertone vió por primera vez el prototipo LP500 acabado soltó esta expresión de asombro. Como llegaron a escogerla finalmente como denominación no se se sabe a ciencia cierta, pero la anécdota de Bertone, el propietario de la casa de diseño responsable del Miura y el propio Countach, es la explicación comúnmente aceptada por muchos historiadores.

Fotos: RM Sotheby's

Noticias relacionadas

Lamborghini Countach LP400 "Periscopio": el primero de la saga
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto