Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Subastado un Lamborghini Diablo SE30 Jota, el Diablo más potente de la historia

8

Este mes se vendía en Monaco un ejemplar de los escasos Lamborghini Diablo SE30 Jota fabricados por la marca, una versión de la que existen menos de 15 ejemplares en todo el mundo con estas características, la versión del Diablo más potente de la historia.

Lamborghini Diablo SE30 Jota unidad 132 de 150

Este mes tenían cita en Monaco una de las grandes rondas de subastas del año, con las casas más prestigiosas involucradas, como Coys, Bonhams o RM Sotheby´s. En estos eventos se vendía por 1.8 millones de euros el impecable Ferrari 288 GTO de un solo propietario que os mostrábamos el otro día, y junto a este, no fueron pocos los modelos que cambiaron de manos. Entre todos ellos destaca uno de los raros ejemplares del Lamborghini Diablo SE30 Jota. Una edición especial que compite con el Diablo GT 6.0 litros por el título de variante más explosiva y exclusiva del deportivo italiano, que estuvo en producción desde 1990 hasta la llegada del Murcielago en 2001.

El ejemplar subastado en Monaco alcanzaba una puja final de 672.000 euros, uno de los precios más elevados pagados nunca por cualquier versión del Diablo. Para lo cual no le faltaban argumentos, con solo 2 propietarios en su haber desde que saliera de fábrica en 1995, este disponía de unos increíbles 6.700 kilómetros de uso, por lo que es sencillo adivinar las causas del gran estado de forma en el que se encuentra este ejemplar.

Al contrario que muchos de los Diablo Jota, este muestra un color celeste metalizado, en lugar del púrpura habitual, con un interior parte en piel blanca combinado con azul. Aunque no es su esquema de color lo que hace tan raro a este ejemplar, ya que su verdadera singularidad radica en su origen, ya que tan solo se fabricaron 150 ejemplares del Diablo SE30, de los cuales, solo 28 fueron transformados a la más radical especificaciones de la versión Jota. Y de estos 28, realmente solo fueron transformados por la propia Lamborghini menos de 15 (algunas fuentes aseguran que solo fueron 12) siendo el resto transformados por talleres externos a la marca. Este ejemplar es uno de los que salieron de Sant´Agata Bolognese con las especificaciones finales SE30 Jota.

Ala trasera de mayor tamaño y nuevo capó motor son las señas de identidad del SE30 Jota.

Para conmemorar los 30 años del lanzamiento de la marca, en 1994 se decidieron a crear una versión especial de aniversario denominada Special Edition 30, SE30, optimizando algunos componentes y elevando la potencia de los 492 caballos originales del Diablo base hasta los 530 CV. El resultado es un Diablo con un mayor alerón trasero, nuevos paragolpes y un rendimiento elevado.

Fabricados en una serie limitada de tan solo 150 unidades, de las cuales esta es la número 132, mientras estaban aun en producción a Lamborghini se le ocurrió crear una serie especial dentro de la edición especial SE30, aun más radical que esta, para lo cual, contaron con Lamborghini Engineering.

Lamborghini Engineering era una división creada bajo el mandato de Chrysler, fundada para fabricar los motores V12 de 3.5 litros que participaron en el Campeonato del Mundo de Formula 1 durante la primera parte de la década de los 90. En los inicios de 1994 se cancelaba el proyecto y a partir de entonces quedaban huérfanas esta división y sus instalaciones, que ahora conocemos como Squadra Corse.

Los Diablo SE30 Jota adoptaron nuevas tomas de aire sobre el capó.

La división Lamborghini Engineering fue la encargada de crear el kit Jota para los Diablo SE30. Kit que incluía retoques mecánicos tales como un cigüeñal más ligero, nuevos árboles de levas, nuevo sistema de escape y tomas de aire en el techo, además de una ECU reprogramada. Esto elevó la potencia de 530 CV del V12 de 5.7 litros del SE30 hasta unos impresionantes 603 caballos y 639 Nm de par máximo. Estas cifras dejan cortas incluso a las del radical y más efectivo Diablo GT de 6.0 litros que llegó años después, con 583 CV y 603 Nm de par.

Con estas cifras y siendo más ligero que el Diablo estándar, los pocos SE30 Jota fabricados presumían de una aceleración de cero a 100 km/h en solo 3.9 segundos, con una velocidad máxima de unos 340 km/h.

La rareza de estos ejemplares es evidente, pero es bien cierto que tras unos cuantos años en el olvido, los Lamborghini Diablo parecen haber empezado a revalorizarse, entrando con fuerza en el mundo y la cultura del automóvil clásico.

Fotos: RM Sotheby's

Fuente: RM Sotheby' s

Noticias relacionadas

Subastado un Lamborghini Diablo SE30 Jota, el Diablo más potente de la historia
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto