¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lamborghini ha fabricado más de 10.000 Urus

    Revisión final de un Urus en el túnel de luzLamborghini

    Después de su presentación en 2017, las ventas del SUV Urus comenzaron al año siguiente. Se trata de un modelo que ha permitido crecer sustancialmente a Lamborghini y posicionarse en el -de momento- segmento de los SUV de gran tamaño y aptitudes deportivas creíbles.

    Para un fabricante como Lamborghini, que produce coches en una cadencia muy baja, vender 10.000 unidades del mismo coche en un periodo de dos años es algo bastante significativo. Es la cifra obtenida por el Lamborghini Urus, el SUV de alto rendimiento que fue presentado en diciembre 2017 después de un goteo incesante de fotos espía, teasers y anuncios por anticipado.

    En su momento te contamos las cinco claves que hacían del Urus un modelo tan especial: su diseño anticipado por el Lamborghini Urus Concept, más de 5 metros de largo, un motor V8 biturbado, el último grito en tecnología del Grupo Volkswagen y la futura versión híbrida enchufable para contentar a los más concienciados con la ecología en ese segmento (que es un oxímoron, todo sea dicho).

    La jugada ha salido bien. El primer año de comercialización completa del Urus fue 2019, y en ese año se entregaron a clientes 4.962 unidades. Este año, y teniendo en cuenta que hubo un parón productivo forzoso en Italia por la pandemia del coronavirus (COVID-19), la unidad 10.000 ya ha sido fabricada.

    Se trata de una unidad pintada en color Nero Noctis Matt -negro- que combina con el kit de fibra de carbono exterior/interior y un habitáculo totalmente personalizado con dos tonos, negro y naranja, como parte del programa de customización Ad Personam. Su destinatario es un cliente ruso.

    Para la producción del Urus la planta de Manifattura Lamborghini tuvo que duplicar su superficie, pasando de 80.000 a 160.000 metros cuadrados. La línea de producción del Urus es un híbrido entre una cadena de producción en serie al uso y una línea más artesanal. Ellos lo llaman modelo de factoría 4.0 (por lo avanzado de la misma, incluyendo el uso de IA).

    La mayoría de los procesos se siguen realizando a mano, aunque los operarios de Lamborghini cuentan con la ayuda de robots que les asisten, de forma que la mano del hombre sigue siendo la protagonista y las manos mecánicas están haciendo una labor de asistencia como sostener cargas o transportar las piezas necesarias.

    Lamborghini ha ido acondicionando sus instalaciones para la demanda del Urus y la satisfacción a sus clientes, de los más exigentes que podemos encontrar. En 2019 se abrió un taller de pintura dedicado exclusivamente al Urus en el que la inteligencia artificial (IA) es parte fundamental del proceso.

    Es más, el mes pasado se presentó la nueva de colección de colores para el Urus, incluyendo los tonos Urus Pearl Capsule, Giallo Inti, Arancio Boreales y Verde Mantis. Dichos colores pueden combinarse con un techo en negro brillante, difusor trasero, alerón inferior y demás piezas a juego. Así es más difícil que aparquen dos Urus parecidos en el mismo lugar.

    Es destacable el hecho de que el Urus tiene tres rivales dentro del Grupo Volkswagen, y se ha conseguido sitio para todos en un segmento tan exclusivo. Nos referimos al Audi RS Q8, el Bentley Bentayga W12 y el Porsche Cayenne Turbo S. El Rolls-Royce Cullinan, del Grupo BMW, tiene un enfoque más hacia el lujo que hacia el rendimiento deportivo.

    Volkswagen AG jugó bien sus cartas y póquer de SUV de alto rendimiento y gran tamaño no compiten exactamente entre ellos. Vale que compartan plataforma -MLB-, pero a nivel de motorización los cambios son sustanciales. El RS Q8 utiliza el mismo 4.0 V8 biturbo, pero con «solo» 600 CV. Más potencia obtenemos en el Urus, 650 CV.

    El Cayenne Turbo S E-Hybrid, por su parte, combina 680 CV por lo del motor eléctrico, y el Bentayga utiliza una arquitectura distinta, 12 cilindros dispuestos en W, una configuración más tradicional y 608 CV. Eso sí, también hay que decir que el Urus es más ligero, porque la mano de la marca del toro se deja notar.

    Al final parece que no ha sido tan absurdo lanzar un deportivo de cuatro puertas, con un habitáculo amplio, un precio elevado y la capacidad de transitar por vías que no miman suficiente a un deportivo tradicional, como ocurre en muchos lugares de Rusia, Oriente Medio, China, etc. No fue mala idea, no.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto