¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los LMP2 perderán 40 CV en 2021 para hacer hueco a los hypercar

    La segunda categoría del WEC y cabecera en las ELMS y ALMS pierde parte de sus prestaciones.

    La llegada de los prototipos Hypercar (LMH) obliga a reducir la potencia de LMP2 para crear un salto de rendimiento entre ambos.

    Los LMP2 perderán 40 CV de potencia, medida que además permitirá ajustar los costes de ejecución de cada prototipo.

    La llegada de los Hypercar (LMH) en 2021 dibujará un nuevo escenario en el WEC en el que todos los prototipos que compiten actualmente se verán afectados. Los LMP1 pasarán a tener un papel residual en la categoría reina del Mundial de Resistencia, mientras que también habrá cambios para los LMP2. De hecho, los objetivos de potencia y prestaciones de los nuevos LMH han obligado a ACO a reducir el nivel de los LMP2 que compite en la segunda clase del WEC y que son a su vez protagonistas de las European Le Mans Series (ELMS) y Asian Le Mans Series (ALMS).

    Mientras que el objetivo de potencia de los hypercar (LMH) y por extensión de los prototipos LMDh es de 670 CV -500 kW- para un peso final de 1.030 kilogramos, el rendimiento final de los LMP2 se verá limitada para crear una escalera lógica. De hecho, ACO ha confirmado que los LMP2 perderán 40 CV de potencia a partir de 2021, medida que será adoptada tanto en el WEC como en los campeonatos regionales de Europa y Asia. De esta forma, el motor Gibson que se utiliza de serie en los distintos prototipos de Oreca, Ligier, Multimatic y Dallara pasará a ofrecer unos 560 CV.

    La reducción de 40 CV de potencia en el motor Gibson que se aplicará en los LMP2 dibuja de alguna forma el futuro de la categoría a nivel global, ya que la nueva generación de prototipos LMP2 que debería llegar en 2023 darán un paso atrás en rendimiento en un escenario de una clara reducción de costes. De hecho, los actuales LMP2 también verán reducido su coste de ejecución de manera considerable al bajar su potencia por debajo de los 600 CV, ya que el consumo del motor Gibson que esconden en su interior se verá limitado de una forma notable.

    Fotos: FIA WEC