¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    M-Sport hace de anfitrión en el Rally de Gales

    M-Sport afronta con especial ilusión la cita de casa en lo que será la última visita del actual Ford Fiesta RS WRC a Gales.

    Mads Ostberg y Eric Camilli defenderán los intereses de M-Sport en la penúltima prueba de la temporada en el WRC.

    M-Sport afronta el Rally de Gales GB con especial ilusión. No todos los días se compite en casa y menos cuando el fin de una era se acerca. Con la nueva generación de World Rally Cars en el foco mediático y llamando a la puerta para su ingreso en el WRC en 2017, la cita disputada en torno a Deeside supone una despedida especial para el actual Ford Fiesta RS WRC. Quizá no sea la única despedida si finalmente Mads Ostberg decide abandonar el equipo, pero por el momento el piloto noruego y Eric Camilli defenderán los intereses de M-Sport en casa.

    La primera participación de Mads Ostberg en el Rally de Gran Bretaña se remonta a 2006. Por aquel entonces apenas había disputado dos rallies en el Mundial a los mandos de un Subaru Impreza WRC. A partir de ese momento, el piloto noruego no se ha perdido ni una vez esta cita, siendo segundo en 2011 y tercero en 2014: "Hemos aprendido mucho en los dos últimos mítines en asfalto, pero tengo que admitir que es genial estar de vuelta en la grava y además en uno de mis eventos favoritos del calendario. Hay algo especial en el Rally de Gales, aunque será difícil estar en su podio".

    Mads Ostberg reconoce que: "Siempre he disfrutado de sus etapas y he sido competitivo en este rally. He estado en el podio en dos ocasiones y el objetivo en esta ocasión es luchar por los primeros puestos de nuevo. Las etapas son realmente fantásticas, incluso similares a tramos que encontramos en Noruega, por lo que puedo decir que me siento como en casa en el País de Gales. La clave es sentirse cómodo a pesar de las condiciones difíciles que siempre acompañan a este rally. El evento este año es más temprano y podríamos ver un rally seco".


    Eric Camilli tiene una experiencia mucho más corta en el Rally de Gales, toda vez que sólo ha competido en una ocasión en los bosques británicos y lo ha hecho a los mandos de un Ford Fiesta R5. Sin embargo, su actuación fue bastante positiva tras finalizar decimosegundo: "El Rally de Gales es un evento muy especial para mí y este año todavía más por ser el rally de casa para el equipo. Ellos han sido un gran apoyo esta temporada y significaría mucho para mí poder compensarlos con un buen resultado. Sólo he competido una vez en Gales, en WRC2, pero fuimos competitivos desde el principio y terminé cerca de la victoria".

    "Este año será totalmente diferente, pero estoy deseando que llegue ya el rally" afirma un Eric Camilli que añade a continuación: "Los tramos son muy rápidos y fluidos e incluso en mojado los niveles de adherencia son muy altos. Vamos a descubrir cómo se comporta un World Rally Car aquí. Lo más importante para nosotros es poder terminar el rally, pero si las buenas sensaciones están ahí, va a ser posible y también agradable empujar hasta los límite y ver lo lejos que podemos llegar".

    Fotos: M-Sport