¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

En M-Sport no preocupan los repetidos fallos en la dirección asistida del Ford Puma Rally1

En M-Sport no preocupan los repetidos fallos en la dirección asistida del Ford Puma Rally1
Ott Tänak terminó el Rally de Montecarlo en quinta posición, cuarto entre los pilotos 'regulares'.
Fernando Sancho
Fernando Sancho6 min. lectura

M-Sport ha tenido un Rally de Montecarlo muy distinto al que cuajó hace un año. Los problemas en la dirección asistida del Ford Puma Rally1 han afectado tanto a Ott Tänak como a Pierre-Louis Loubet en la primera ronda del WRC.

M-Sport encaraba el Rally de Montecarlo con la esperanza de tener una actuación similar a la que cuajó un año atrás en ese mismo escenario. Sin embargo, lejos de replicar la victoria que obtuvo Sébastien Loeb con el Ford Puma Rally1 o el doble podio que logró el equipo entonces, los pilotos del preparador de Cumbria han tenido un inicio de temporada complicado, en la línea de lo que se pudo ver durante gran parte de los eventos del WRC en 2022.

Los recurrentes problemas en la dirección asistida del Ford Puma Rally1 amargaron a los dos pilotos a tiempo completo de M-Sport. El estonio Ott Tänak no pudo pasar de la quinta plaza en su debut con el Ford Puma Rally1, mientras que el francés Pierre-Louis Loubet acabó por retirarse tras ser protagonista de una serie de desafortunadas desdichas en las que estos fallos en la dirección asistida tuvieron su parte de protagonismo.

«Son problemas separados, no es algo que nos preocupe especialmente. Eso sí, es frustrante»

Pierre-Louis Loubet perdió la dirección asistida en el SS5 tras una salida de pista en la que golpeó una señal. Sin asistencia intermedia, el piloto francés tuvo que lidiar con un coche muy difícil de conducir durante los tramos restantes. Con todo, Loubet se mantuvo en competencia hasta que el SS9, tramo disputado el sábado, en el que sufrió un accidente en el que rompió la suspensión trasera. El domingo volvió a la acción, pero no pudo terminar el rally.

Por su parte, Ott Tänak sufrió fallos intermitentes en la dirección asistida desde el SS10, hecho que se prolongó durante los tramos restantes de la etapa del sábado. Estos fallos le hicieron perder la cuarta posición, por lo que el piloto estonio se tuvo que conformar con el quinto lugar en su debut con el Ford Puma Rally1. Un quinto puesto que estuvo acompañado por los cuatro puntos extra que sumó en el Power Stage.

Naturaleza independiente

Pese a marcar el desempeño de sus dos pilotos, Richard Millener ha asegurado que no hay una gran preocupación en M-Sport con estos problemas en la dirección asistida, ya que los fallos que tuvieron los dos Ford Puma Rally1 no estuvieron relacionados entre sí: «Creo que lo que hemos visto aquí no tiene nada que ver con los problemas del año pasado. Pierre-Louis tuvo estos problemas por un accidente. Había un gran agujero en la parte inferior del coche y sus problemas estaban vinculados a eso».

«Los fallos en el coche de Ott Tänak parece que estaban relacionados con la bomba del sistema hidráulico que controla la dirección asistida. Es la misma bomba que hemos utilizado durante años. La dirección asistida no se fue del todo, pero no fue fácil conducir así. Pese a todo, fue bastante competitivo. Son problemas separados, no es algo que nos preocupe especialmente. Eso sí, es frustrante» ha añadido el patrón de M-Sport.

En M-Sport no preocupan los repetidos fallos en la dirección asistida del Ford Puma Rally1
Pierre-Louis Loubet no tuvo el inicio de temporada soñado en su primera campaña como piloto a tiempo completo.

La competencia asusta

Más allá de los problemas propios, la sensación es que M-Sport está dos pasos por detrás de Toyota, marca que ha dominado el Rally de Montecarlo con mano de hierro: "«Creo que todos, en Hyundai lo dirán también, pensamos que Toyota se ve muy fuerte. Tienen la alineación de pilotos más fuerte y todo en su sitio. Hyundai ha pasado por cambios en términos de gestión, mientras que Toyota mantiene el mismo grupo de personas que empujan en la misma dirección durante los últimos años»".

«No es una sorpresa ver dónde está Toyota, pero lo bueno es que no creo que ese nivel sea del todo inalcanzable. No debemos hacer suposiciones tras sólo tres días de rally. No se puede negar que no será fácil, pero en M-Sport asumimos ese desafío. Creo que el año pasado hubo un desafío adicional para todos porque los pilotos debutaban con estos coches, lo que niveló el campo de juego. Ahora hay que apretar los dientes» concluye Millener.

Fotos: Red Bull Content Pool