¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Masakuni Hosobuchi suma un precioso BMW M1 Procar a su inmensa colección

Masakuni Hosobuchi suma un precioso BMW M1 Procar a su inmensa colección

Masakuni Hosobuchi, presidente del club de BMW en Japón, acaba de sumar otro modelo más a su fantástica colección de coches, un BMW M1 Procar. El BMW M1 Procar en cuestión lleva años siendo restaurado. Se trata de un modelo que quedó tercero en los 1.000 kilómetros de Nürburgring en 1980.

Masakuni Hosobuchi, posa orgulloso junto a su nueva joya. Es para estarlo la verdad

La admiración, el amor y el fanatismo por una marca pueden llegar a niveles insospechados si el tamaño de la cartera nos acompaña. Este es el caso de Masakuni Hosobuchi, presidente del club BMW en Japón. Tal es su amor por la marca alemana que cuenta en su garaje con todos los modelos M fabricados, además de algunas joyas de incontable valor, el último en sumarse ha sido un BMW M1 Procar.

En 1979 BMW acaba de presentar el M1. Esta bestia tenía serios problemas para adaptarse a las normativas de los Grupos 4 y 5. Por este motivo Jochen Neerpasch, fundador y exdirector de la división M, con la ayuda de Max Mosley, consiguió crear una categoría específica para el M1, una competición monomarca, que dio comienzo a las Procar Series. Por aquel entonces precedían a los Grandes Premios de Fórmula 1.

Además de preceder a los Fórmula 1, también contaba entre su elenco de pilotos con algunos provenientes del gran circo. Algunos de ellos os sonarán: Nelson Piquet, Niki Lauda, Elio de Angelis... En total se fabricaron un total de 54 unidades, todas ellas idénticas y derivadas del M1 de serie, con la excepción que ofrecían más potencia, de los 277 CV de serie se pasaba a más de 470 CV en la competición.

El BMW Welt de Munich ha sido el lugar elegido para esta entrega tan especial

La unidad que nos ocupa en esta ocasión ha sido restaurada durante años por expertos de BMW Group Classic y por mecánicos de la división M. El resultado salta a la vista. Una unidad prácticamente nueva y en perfecto estado de revista. Una joya que a muchos nos gustaría tener en nuestro propio garaje. El precio es desconocido, pero ten en cuenta que en 1979 cada M1 Procar tenía un coste de 48.000 euros.

La entrega ha tenido lugar en el BMW Welt de Munich. El Jefe de BMW Classic, Ulrich Knieps no ha querido perderse la ceremonia. El coche viene titulado con el nombre "Yes to the Nürburgring" y viene xerigrafiado con ciertas secciones de la famosa pista de carreras, en honor al tercer puesto logrado por Nelson Piquet y Hans-Joachim Stuck en la carrera de los 1.000 Km de Nordschleife en 1980.

En palabras del orgulloso dueño Masakuni Hosobuchi: "Los BMW son mi pasión y el Procar seguro que consigue un lugar de honor en mi colección. Era muy importante para mí, que después de muchos años de carreras el coche reprodujera su antigua gloria. Nadie podría haberlo hecho mejor que el propio fabricante. También me agrada mucho el hecho de poder recibir mi coche en el BMW Welt de Munich, entre todos los modelos nuevos".

El esplendor de la competición sigue vigente en este BMW M1 Procar

Fuente: BMW Blog

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto