¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

A la venta un precioso Maserati 300 S de 1956 vencedor con Fangio al volante

14

Un inmaculado Maserati 300 S vencedor de 2 Grandes Premios, con Juan Manuel Fangio al volante en 1957, saldrá a la venta en la subasta de Bonhams en Pebble Beach 2017.

Esta es una pieza indispensable de la marca italiana, con un historial deportivo más que reseñable.

Maserati 300 S de 1956.

Uno de los modelos más insignes de la historia del motor clásico es el Maserati 300 S. Aunque no es un modelo tan valorado como su antecesor, el 250 F, estas monturas son parte integrante del rico legado histórico y deportivo de la marca italiana, asociado a los mayores éxitos de la firma fundada por los hermanos Maserati. En el caso del ejemplar que será subastado el próximo mes por Bonhams en Pebble Beach, además nos encontramos con un pedigrí realmente particular, pues esta unidad cuenta entre su historial con un nombre como el de Juan Manuel Fangio.

El Maserati 300 S de 1956 fue la evolución del mítico Maserati 250 F, del que toma no pocos elementos mecánicos y de bastidor, pero al contrario de lo que puede parecer, no es una simple actualización del modelo precedente.

Aunque el motor y la transmisión transaxle eran una evolución de los empleados en el 250 F, el Maserati 300 S empleaba un nuevo y ligero bastidor tubular de tipo Trellis, muy evolucionado con respecto al tubular normal del 250 F. El esquema de suspensión y los frenos también partían del modelo precedente, aunque incluía un nuevo eje trasero rígido de tipo De Dion. El motor de seis cilindros en línea y doble árbol de levas en cabeza cubicaba 500 c.c. más que en el 250 anterior, 3.0 litros, y entregaba 248 CV (245 hp) a 6.200 rpm gracias al empleo de 3 carburadores Weber, mucha potencia para su escaso tamaño y peso en aquella época.

Estado original e historial deportivo.

Las propias imágenes del motor son tan atractivas como las de la sinuosa carrocería. Esta era obra del carrocero Fantuzzi, que llegó a ensamblar hasta 28 unidades del 300 S. Su debút en 1955 no fue demasiado bueno, sufriendo de diversos problemas de fiabilidad, sin embargo, en 1956 Maserati logró convertirlo en un caballo ganador.

En el caso de esta unidad, de número de bastidor 3069, a pesar de ser originalmente uno de los chasis empleados de manera oficial por la marca en competición, fue tras su venta a un particular cuando logró alcanzar sus mayores éxitos, con nada menos que Juan Manuel Fangio a sus mandos logró hacerse con las victoria en los Grandes Premios de Portugal y de Brasil de la temporada 1957. Por lo que la importancia histórica de este ejemplar es evidente.

Otro de los grandes nombres asociados al Maserati 300 S, aunque no a esta unidad, fue el de Sir Stirling Moss, que llegó a declarar que el 300 S fue uno de sus modelos favoritos, uno de los mejores coches de competición que pilotó nunca. Moss llegó a vencer en Buenos Aires y Nürburgring en una montura similar, lo que nos sirve de ejemplo del valor del modelo para la marca. Este cuenta con unas estimaciones que le apuntan un valor entre los 6 y los 7 millones de dólares en el próximo evento de Bonhams en Pebble Beach.

Fotos: Bonhams

Noticias relacionadas

A la venta un precioso Maserati 300 S de 1956 vencedor con Fangio al volante
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto