¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El McLaren Elva ahora es un atractivo roadster gracias a su nuevo parabrisas de carbono

    El McLaren Elva ahora es un atractivo roadster gracias a su nuevo parabrisas de carbono
    7
    McLaren Elva RoadsterMcLaren
    José D. Pascual
    José D. Pascual3 min. lectura

    La firma británica ha convertido al McLaren Elva speedster en un estilizado y radical roadster gracias al añadido de un nuevo parabrisas realizado en carbono que sustituye al avanzado sistema AAMS. Este cuenta con las mismas especificaciones que el modelo actual y solo añade 20 kg de peso.

    El catálogo actual de McLaren Auto está plagado de deportivos de alto rendimiento desarrollados con las últimas y más avanzadas tecnologías disponibles en el mercado y uno de los más radicales es el McLaren Elva, la estilizada barqueta abierta tipo speedster que la firma de Woking está comercializando en estricta edición limitada.

    Al igual que sus principales competidores, los Ferrari Monza SP y Aston Martin V12 Speedster, el modelo de McLaren no dispone de techo, parabrisas ni ventanas, pues se trata de una barqueta al más puro estilo tradicional, como los McLaren de competición que dominaron campeonatos como la Can-Am en la década de los sesenta. Esta configuración es evidentemente muy radical y no es del agrado de todos los clientes, por lo que los chicos de Woking han decidido crear una variante algo más civilizada de este modelo gracias al añadido de un parabrisas realizado también en fibra de carbono.

    El interior no cambia demasiado.

    Roadster

    De esta manera, el McLaren Elva deja de ser un speedster para convertirse en un roadster, gracias a su parabrisas convencional con los habituales limpiaparabrisas. Aunque sigue sin disponer de techo o ventanillas, además de haber eliminado el sistema Active Air Management System (AAMS) que jugando con la aerodinámica creaba un muro invisible para que el aire no molestara a los ocupantes del vehículo.

    «Sin techo y sin ventanas, ya sea que opte por el modelo sin pantalla con su sofisticada tecnología AAMS que proporciona una barrera de aire invisible, o la versión con parabrisas con un nivel adicional de protección, este es un roadster que recompensa a los propietarios con la más estimulante de las experiencias de conducción al aire libre, como solo un McLaren puede dar». Mike Flewitt.

    A nivel mecánico tampoco vamos a encontrar cambios, pues esta nueva versión roadster del McLaren Elva sigue montando el mismo V8 de 4.0 litros y doble turbo que entrega 815 CV que está asociado a una transmisión automática con levas en el volante. Esta nueva estrategia de McLaren nos recuerda a lo que ya hizo Renault Sport en los años noventa con el radical Spider, pues aunque inicialmente fue presentado y comercializado sin parabrisas, unos pocos años después fue presentada una variante idéntica dotada de parabrisas convencional.

    El McLaren Elva ahora es un atractivo roadster gracias a su nuevo parabrisas de carbono