Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Estos son los mejores 10 coches con motor de tres cilindros

Con el paso del tiempo los motores de tres cilindros han conquistado la gama básica de los motores de gasolina de buena parte de modelos urbanos y compactos. ¿Son recomendables? ¿Qué modelos debo escoger? Aquí tienes 10 coches con motores de tres cilindros muy recomendables.

Los coches con motores de tres cilindros se han popularizado notablemente en nuestro mercado. Hace unos años solamente unos pocos fabricantes apostaban por ellos: sí, pueden ser más eficientes, pero las desventajas de los motores de tres cilindros todavía echaban para atrás a muchos posibles compradores. Hoy han evolucionado mucho en cuanto a refinamiento, sonido y entrega de potencia: todavía no son equiparables a un motor de cuatro cilindros en cuanto a sensaciones, sí son una alternativa si buscas ahorro.

Las marcas apuestan por ellos principalmente por tres motivos: son más ligeros, son más compactos y son más baratos de producir. Para las marcas son la opción ideal, pero ¿lo son también para ti? En muchas ocasiones el problema es que las marcas están desterrando las mecánicas de cuatro cilindros básicas en sus gamas y los tres cilindros están monopolizando las gamas de los compactos y utilitarios de hasta 130 CV.

También hay casos en los que los motores de tres cilindros pueden alcanzar sensaciones y prestaciones dignas de deportivos, bien de manera autónoma, como en el Ford Fiesta ST, o bien de manera combinada con un motor eléctrico, como en el caso del BMW i8, el superdeportivo más ‘ecofriendly’ del mercado. El hecho de ser un motor más compacto y ligero es una opción muy interesante a la hora de combinarse con propulsores eléctricos para conseguir sistemas híbridos que combinen eficiencia y prestaciones.

Hoy te presento 10 coches con motores de tres cilindros que son una buena compra. Motores que han evolucionado con el paso del tiempo para desterrar a los cuatro cilindros y, en estos casos, incluso hacernos olvidar aquellos motores de cuatro cilindros, en muchos casos atmosféricos, de hace unos años. Una tecnología que no deja de evolucionar para optimizar sus ventajas (consumos y prestaciones) y disminuir sus desventajas (refinamiento y consumo de aceite).

1. Ford Fiesta ST 200 CV

Creo que no hay duda si afirmo que el Ford Fiesta ST es uno de los coches más interesantes que vieron la luz en 2018. En Ford Performance anunciaron hace tiempo que el Fiesta más deportivo dejaría de lado los cuatro cilindros para apostar por un tres cilindros con una marcada orientación deportiva. Nos echamos a temblar, pero el resultado nos ha satisfecho: ¡incluso a nivel de sonido! Un motor siempre dispuesto a empujar, sin lag del turbo, poderoso en bajas y constante en la curva de par y, como digo, con un sonido de escape muy logrado. ¡Poco que envidiar a un cuatro cilindros!

2. Peugeot 308 1.2 PureTech 130 CV

Muchos critican que en la práctica el consumo entre un motor de tres o cuatro cilindros no es demasiado distinto, algo que hace que las ventajas del motor de tres cilindros no sean para muchos definitivas. En muchas ocasiones es algo cierto: en el caso del Ford Fiesta ST no se puede decir que sea un mechero, ni tampoco creo que pretenda serlo. Pero hay casos y casos y el Peugeot 308 1.2 PureTech con 130 CV creo que la eficiencia sí es algo positivo. Hablamos de un coche de gasolina, con buenas prestaciones (0 a 100 en menos de 10 segundos), un refinamiento más que aceptable y un consumo medio que en una conducción tranquila se queda en torno a los 5 litros. El ejemplo perfecto de evolución positiva en un motor de tres cilindros.

3. Volkswagen Golf 1.0 TSI 115 CV

Algo parecido ocurre con el Volkswagen Golf 1.0 TSI y en general con la mayoría de modelos del gigante alemán que equipan este pequeño propulsor tricilíndrico. En el caso del Volkswagen Golf no podemos pretender unas prestaciones de infarto, pero sí un buen nivel de refinamiento. Si quieres prestaciones con esta mecánica mejor optar por el Polo 1.0 TSI, con mejores cifras de aceleración y consumos.

4. Mini Cooper 136 CV

BMW también ha apostado por los motores de tres cilindros en su gama más económica y creo que si hay un coche en el que sienta bien esa configuración es en el Mini Cooper. Un nombre mítico que esconde una imagen muy potente, sin duda el principal motivo de compra de este pequeño urbano que no llega a los cuatro metros de largo. Con este motor tricilíndrico de 136 CV se consigue un consumo no demasiado bajo, equivalente probablemente al de un cuatro cilindros, pero sí una respuesta y unas prestaciones más que satisfactorias, con un nivel de refinamiento más que aceptable.

5. Opel Astra 1.0 Turbo 105 CV

Obviamente el Opel Astra 1.0 Turbo con 105 CV no es un prodigio a niveles de prestaciones, pero hay dos elementos que cabe destacar y aplaudir en este vehículo con un motor de tres cilindros: su refinamiento y su consumo. Opel ha logrado crear un propulsor que, asociado al buen aislamiento acústico del Astra, resulta muy discreto a nivel de ruido y vibraciones. También consigue buenos resultados a nivel de consumos, con una cifra real que no se aleja demasiado de los 4,4 litros a los 100 km que homologa. Un compacto recomendable para quienes quieran viajar sin gastar, de manera cómoda y tranquila.

6. Nissan Micra IG-T 100 CV

Muchos pueden pensar que un tres cilindros en un compacto es demasiado osado. Quizás tengan razón: es evidente que en un urbano casa mejor. Su menor peso y tamaño hacen que las prestaciones y el consumo sean mejores que en los vistos en un segmento superior. El motor de tres cilindros y 999 centímetros cúbicos que se ha desarrollado para el Micra tiene una configuración pensada para ahorrar y conseguir un comportamiento ágil a sus mandos. Resulta más agradable, más prestacional y más ahorrador que el anterior motor de 0,9 litros que compartía con el Renault Clio. Una buena evolución.

7. Kia Rio 1.0 T-GDI 100 CV

Los coreanos también apuestan por los tres cilindros para equipar a sus modelos en la gama de gasolina menos potente. Como ocurre con el Micra, un urbano moderno como el Kia Rio casa a la perfección con una mecánica tricilíndrica sobrealimentada de 100 CV como el motor 1.0 T-GDI de Kia. Hablamos de un motor que responde con brío a las sugerencias en el acelerador y que demuestra ser parco en consumos, siendo capaz de rondar los cinco litros en una conducción tranquila por carretera y no superar por mucho los seis litros a los 100 km en una conducción urbana. Una apuesta ganadora, especialmente si valoramos todo lo que da por su precio.

8. Ford Focus 1.0 Ecoboost 125 CV

Ford fue pionera en el uso de motores de tres cilindros y el Ford Focus fue el primer compacto en montarlo. En la nueva generación, este pequeño propulsor de apenas 999 centímetros cúbicos tiene un rendimiento muy satisfactorio, con unas prestaciones aceptables teniendo en cuenta el peso y tamaño del conjunto, unos consumos muy ajustados (homologa una media por debajo de los cinco litros) y un precio final también más que interesante. Un coche moderno, de calidad, con buena imagen, a buen precio y con un motor de tres cilindros que cumple con creces.

9. Fiat 500X 1.0 Turbo 120 CV

Una de las últimas grandes marcas en apuntarse a los tres cilindros ha sido Fiat, aunque es cierto que ellos cuentan con la tecnología Twinair de dos cilindros en su gama del Fiat 500. En el caso del 500X, la versión crossover del compacto italiano, se ha incorporado un pequeño motor tricilíndrico de un litro de cilindrada y 120 CV que, tal como nos cuenta nuestro compañero Alberto en su prueba del Fiat 500X 2019, tiene un tacto agradable y una eficiencia de consumos notable.

10. BMW i8 374 CV

El BMW i8 es para darle de comer aparte, por eso lo he dejado el último en la lista. Su configuración mecánica dista mucho de la de cualquier otro deportivo: el motor de tres cilindros y 1.5 litros de cilindrada alanza los 231 CV, una cifra que sorprenderá a los que siguen pensando que los motores de hoy en día están demasiado ‘apretados’. Este pequeño tricilíndrico se asocia a un motor eléctrico que genera 143 CV y 250 Nm de par: en conjunto, 374 CV, un cero a cien en 4,4 segundos y un consumo medio homologado de 1,9 litros a los cien. Obviamente alejado de la realidad, pero que en cualquier caso le permite ser el ‘super’ deportivo más eficiente del mercado.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto