¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes-AMG G 65 Final Edition, marcando el final de producción del más potente Clase G

    Fran Romero
    Fran Romero5 min. lectura

    Suenan campanas de despedida en Mercedes.La nueva edición especial Mercedes-AMG G 65 Final Edition marca el fin de producción de un modelo y del que no tendrá sucesor equipando un motor de gasolina V12 ni volverá a utilizar el nombre G 65.

    Una imagen llamativa para las últimas 65 unidades que se fabricarán del AMG G 65 cerrando un capítulo de su historia

    Llegó el último año de la década de los 70 y se ha convertido -con el permiso del tiempo- en el mejor de los todo-terrenos del mercado junto al antiguo Land Rover Defender y toda una referencia a por lo menos lograr imitar, aunque no fue hasta 1999 cuando llegaron las primeras versiones deportivas de AMG.

    El primero en llegar fue el G 63 AMG con su V8 de 5.5 litros y 354 CV de potencia máxima. En 2012, llegó el G 65 AMG aprovechando un cambio de imagen con un motor de 12 cilindros en V y 6.0 litros con sus 630 CV.

    Con un precio de 310.233 euros en Alemania, el Mercedes-AMG G 65 Final Edition es una edición especial y limitada a 65 unidades para todo el mundo, las últimas que saldrán de la línea de producción de Magna Steyr en Graz, Austria, con la carrocería pintada en color metalizado Negro Obsidiana y equipado con llantas de aluminio de 21 pulgadas en diseño de cinco radios pintadas en bronce y dejando ver unas pinzas de freno AMG plateadas.

    Los detalles en bronce mate con el negro mate y brillante proporcionan un contraste de colores en una combinación única

    La carrocería cuenta con detalles específicos como las aplicaciones AMG Sport y los detalles color bronce mate en los protectores de los bajos, parrilla, paragolpes, carcasa de los espejos retrovisores y la cubierta de la rueda de repuesto en el portón trasero, que también cuenta con un detalle negro metalizado. Solo los estribos y los terminales de las salidas de escape están pintados en negro mate.

    El interior está forrado en cuero designo napa de color negro combinado con el color fibra de carbono de los refuerzos laterales del asiento y las costuras de contraste son de color marrón, mientras que en el volante AMG Performance esta configuración se invierte, al igual que en las alformbrillas que cuentan con un grabado "Edition" con el borde de cuero marrón. Los asientos delanteros son multicontorno y están climatizados, al mismo tiempo que el salpicadero está adornado con molduras de fibra de carbono.

    El motor del Mercedes-AMG G 65 Final Edition, utilizado también en el S65 AMG, cuenta con una cubierta del motor hecha en fibra de carbono y aluminio, rinde una potencia máxima de 630 CV y un par motor de 1000 Nm entre 2.300 y 4.300 rpm, capaz de catapultarlo hasta 100 km/h en sólo 5,3 segundos y alcanzar una velocidad punta de 230 km/h. Eso sí, para despreocupados del consumo de combustible porque homologa un consumo medio de 17 l/100 km unas emisiones de CO2 de 397 g/km.

    Cuero designo negro con patrón de diamante en los asientos climatizados, alfombrillas de cuero, ... sólo dos detalles de lujo para un último modelo

    De hecho, la marca ha eliminado para todos los Clase G AMG el paquete interior DINAMICA que sólo estaba disponible en combinación con el paquete designo Exclusive y el sistema de sonido Harman Kardon Logic 7.

    Las versiones AMG del Clase G han sido una forma de demostrar que un verdadero todo-terreno podía ofrecer un dinamismo de primera en la mejor carretera y ser capaz de desenvolverse con absoluta agilidad en cualquier terreno fuera del asfalto.

    Solo hay que ver que sus cualidades off-road se mantienen en unos valores perfectos a pesar de las modificaciones necesarias para dotarlo de una dinámica deportiva, capaz de subir pendientes de hasta 80% o una profundidad máxima de vadeo de 60 cm atravesando ríos.