¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ExclusivaAdiós al Mercedes Clase B, el monovolumen Premium saldrá de producción en 2025

    Adiós al Mercedes Clase B, el monovolumen Premium saldrá de producción en 2025
    Mercedes Clase BMotor.es / Mercedes
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    La marca de la estrella sigue con su política de simplificar su gama de productos, especialmente en el segmento compacto. La futura gama de Mercedes experimentará una gran transformación, eliminando otro modelo más de los representantes del segmento C. El monovolumen Premium desaparecerá en 2025.

    Fue el primer monovolumen que llegó a la categoría de los compactos Premium en 2005. Lo que para muchos era una auténtica osadía, Mercedes demostró que miles de familias en todo el mundo confiaron en este modelo y no se equivocaron, una primera generación que verdaderamente arrasó sin rival en las otras dos marcas alemanas. Una estrategia que obligó a los de Múnich a participar de tan goloso pastel con el Active Tourer y un Grand Active Tourer que se estrelló.

    Lo que fue un éxito arrollador en la primera generación del Mercedes Clase B no lo fue tanto en la segunda, con una tercera generación que a la marca alemana realmente le sobró estando de por medio los GLA y GLB. Como el que dice, «por h o por b», uno tenía que salir trasquilado, los monovolúmenes están arrinconados frente a los SUV y el Clase B está sufriendo el azote en sus propias carnes. A pesar de que la marca ya trabaja en el refresco de mitad del ciclo de vida comercial, que veremos a principios de 2023, tiene los días contados, como nos han apuntado fuentes internas solventes.

    Mercedes Clase GLB
    El Mercedes GLB mata al heredero del Clase B, el monovolumen sin relevo

    La 3ª generación del Mercedes Clase B será la última

    Junto al Clase A Sedán que sabemos, y así te hemos contado, que será sacrificado, el Clase B también ha caído en el saco de los desahuciados de la gama de compactos. Dos menos que aliviarán las cuentas y los presupuestos para el desarrollo de nuevos modelos, ya que no tiene previsto un relevo generacional. Esta tercera saldrá por la puerta -casi- de atrás a finales de 2025, ya que la marca planea aguantar el modelo en producción hasta que complete su ciclo de vida.

    Algo que es habitual en el fabricante, y no eliminar los modelos aún estando a la venta. La cuestión es poder arañar unas cuantas ventas en el poco más de dos años y medio que estará en el mercado el Clase B Facelift, a sabiendas de que con los GLA y GLB tiene más que complicado el llenar los libros de pedidos. Aún así, Mercedes ha brindado una nueva oportunidad, pero se han terminado las vidas extras. Son conscientes de que ya no es interesante, y que el máximo rival de Múnich acabará también cayendo. Si en las marcas generalistas este formato ha caído, en las Premium también.

    Lo cierto es que la marca alemana está reculando una estrategia que se le fue realmente de las manos cuando empezó la renovación de la gama de compactos, sumando un total de ocho carrocerías, y manteniendo al monovolumen como alternativa a la segunda generación del BMW Serie 2 Active Tourer. La apuesta está más que clara en la marca de Stuttgart: berlinas y SUV, y todos con variante eléctrica desde mediados de la década, evitando las carrocerías que no se demandan, y esta es de las que sobran. En poco más de tres años, Mercedes dirá adiós a un modelo que han llegado a comercializar en Estados Unidos y hasta en el país del sol naciente, Japón, alcanzando el millón de unidades vendidas a finales de 2013.