¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes Clase S Coupé 2018: gran actualización para la gama coupé

    Mercedes Clase S Coupé 2018: gran actualización para la gama coupé
    12
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera4 min. lectura

    Los nuevos Mercedes Clase S Coupé 2018 han sido destapados solo unos días antes de la apertura del Salón de Frankfurt 2017, junto a las nuevas variantes abiertas Cabrio de la Clase S. Dotados de ciertos arreglos estéticos, llegan con una interesante actualización técnica y de equipamiento, estrenando mecánica y elementos no vistos hasta ahora en la clase S.

    Nuevo Clase S Coupé 2018.

    Tras la renovación de la variante berlina de la Clase S, los de Mercedes han practicado una gran actualización a las variantes Coupé y Cabrio, incluyendo las versiones AMG de ambos. El nuevo Clase S Coupé adquiere las mismas novedades que su variante gemela de techo de lona, por lo que nos encontramos con un paquete muy renovado, con mejoras mecánicas y una gran renovación de equipamiento.

    Estéticamente nos encontramos con ligeros retoques cosméticos en paragolpes y parrilla, adoptando la nueva parrilla Panamericana en el caso de las versiones Mercedes-AMG. Así mismo, los grupos ópticos han cambiado sus formas internas, siendo elementos OLED en los pilotos traseros.

    En el plano mecánico nos encontramos con 3 versiones, el S 560 4MATIC y las variantes AMG, los S 63 y S 65. Como podemos ver en la tabla inferior, las dos primeras cuentan con el mismo bloque V8 de 4.0 litros y doble turbo con sistema de desactivación de cilindros Camtronic (solo disponible en la versión coupé), aunque la versión AMG dispone de 612 CV en lugar de los 469 CV de la versión S 560, mientras que el nuevo S 65 dispone de un V12 de 6.0 litros de 630 CV.

    Nuevo Mercedes-AMG S 65 2018.

    * Consumo medio según ciclo NEDC

    A nivel de bastidor nos encontramos con ligeras mejoras, como nuevas llantas, pero lo más importante es la actualización del sistema de suspensión Magic Body Control opcional, que modifica la suspensión de cada lado hasta 2,65 grados en el interior de las curvas, logrando mitigar el efecto de la inercia del vehículo al girar. Ahora, el sistema puede reconocer las curvas con anterioridad al contar con una renovada cámara que va situada en el parabrisas y un nuevo sensor de aceleración transversal. Este sistema puede operar ahora a velocidades de hasta 180 km/h.

    En el apartado de equipamiento las novedades son muchas, desde los nuevos pilotos traseros de tecnología OLED hasta los nuevos paquetes de acabados interiores, con nuevos materiales y colores. En el plano tecnológico podemos destacar las nuevas pantallas del sistema Widescreen, dos pantallas frente al conductor de 12.3 pulgadas que también comparte con el renovado Clase S. En el apartado de la conectividad y el infotainment disponemos de un renovado sistema de comandos por voz, ahora mejorado, así como sistema de recarga inalámbrica de smartphones y un sistema de infoentretenimiento Command mejorado, ahora compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

    Ambiente muy lujoso y confortable.

    En el apartado de sistemas de asistencia a la conducción os encontramos con nuevas funcionalidades del sistema de conducción Intelligent Drive, como el Asistente activo de distancia Distronic y el Asistente activo de dirección, que permiten ahora adaptar de manera automática la velocidad en curvas o al aproximarse a cruces o rotondas, empleando muchos más datos cartográficos y de navegación que antes.

    Mercedes Clase S Coupé 2018: gran actualización para la gama coupé