¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Mi coche no arranca pero se encienden las luces ¿qué le pasa?

    ¿Por qué no arranca, si las luces se encienden?

    Una batería sin carga suficiente o un motor de arranque averiado provocarán esto: el coche no arranca, pero se encienden las luces. También, un sencillo fusible puede producir este tipo de problemas en el arranque de nuestro vehículo. Así lo puedes solucionar.

    Hay muchas razones que pueden provocar que el coche no arranque, pero este es tan solo un síntoma del problema. Ahora bien, cuando el coche no arranca pero se encienden las luces, no solo tenemos un síntoma -que no arranque- sino además información adicional sobre el sistema eléctrico, en tanto que las luces del vehículo sí que se pueden encender. Y esto, evidentemente, significa que al menos algo de energía eléctrica sí tenemos disponible.

    Teniendo en cuenta esto es probable que la batería esté bien. Al menos, debería ser así si las luces se iluminan con la intensidad habitual y sin parpadeos, y el resto de sistemas dependientes de la energía eléctrica funcionan con normalidad. Por lo tanto, si podemos descartar posibles problemas de batería ¿por qué no arranca el coche? El problema es otro.

    La batería es lo primero que se debe comprobar si el coche no arranca.

    Mi coche no arranca pero las luces se encienden y la radio también ¿qué le pasa?

    Aunque se enciendan las luces, conviene comprobar la carga de la batería con un dispositivo específico, un cargador de baterías. Descartando la opción de que falte carga o incluso que la batería esté muerta, el problema puede tener con el fusible de encendido -del que depende el sistema de encendido y arranque del vehículo- o algún fusible de enlace. También es posible que nuestro vehículo tenga problemas en el interruptor del encendido.

    Ante este tipo de situaciones, en las que el coche no arranca pero las luces se encienden, es posible que el problema esté en el relé del motor de arranque, o bien que estemos sufriendo algún tipo de avería en el motor de arranque. Todos estos son los problemas más habituales que pueden llevarnos a esta situación en concreto. Pero, como es evidente, hay otras muchas averías posibles que pueden resultar en lo mismo.

    Problemas como una avería en el sensor de la posición del embrague, en el caso de vehículos con transmisión manual, también pueden producir estos problemas. Si falla este componente, aunque la parte eléctrica del vehículo funcione y actúe con normalidad, la propia electrónica del vehículo hará que no entre en funcionamiento la parte mecánica. Es decir, que no nos va a permitir que el coche arranque con normalidad.