¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El MINI GP Electric llegará a producción en una serie limitada en 2022

    Prototipo del MINI GP Electric en el circuito de NürburgringMINI

    Si al MINI Electric Pacesetter, el nuevo Safety Car de la Fórmula E, le quitamos todos los extras estéticos utilizados como decoración o promoción, lo que queda es literalmente un GP Eléctrico. La marca británica ha desarrollado este coche de seguridad con intenciones experimentales, y que estiman lanzar al mercado en 2022.

    MINI será una marca completamente eléctrica en 2030, si bien desde mediados de la década se irá produciendo un desmantelamiento progresivo de la combustión hacia la movilidad más sostenible. Por delante, quedan nada menos que nueve años para desarrollar una tecnología capaz de satisfacer las necesidades de todos los clientes.

    Lo interesante es que MINI acaba de poner en circulación uno de los modelos más salvajes en prestaciones, el MINI Electric Pacesetter. Un desarrollo con dos intenciones, una como el nuevo Safety Car de la Fórmula E, y otra como un laboratorio experimental que permitirá conocer de primera mano el comportamiento dinámico y las prestaciones del más potente de los MINI Hatch en una competición del más alto nivel.

    Foto MINI Electric Pacesetter - exterior
    El MINI Electric Pacesetter llegará a producción en 2022, en una serie limitada experimental

    A finales de 2022, un MINI GP Eléctrico puede llegar basado en el Electric Pacesetter

    Y es que después de haber visto prototipos del MINI GP Eléctrico en carreteras alemanas, los rumores siguen apuntando a una producción limitada de este modelo que supondría uno de los nuevos «hot-hatch» del mercado de los coches eléctricos. Una categoría completamente nueva en el segmento B donde siempre ha habido una gran rivalidad y que abre la puerta a una nueva lucha.

    Una edición muy limitada en unidades del exclusivo MINI Electric Pacesetter servirá para comenzar con la transformación de la marca británica, y de las siglas JCW GP, además de buscar el conjunto mecánico perfecto y el de un rendimiento eléctrico a la altura de la variante de combustión. Los rumores apuntan que esta primera entrega no llegará al nivel del modelo de gasolina y sus poco más de 300 CV, aunque sí la configuración del bastidor, suspensiones, dirección y frenos.

    Una de las cuestiones a solventar será el compromiso dinámico y el peso del motor eléctrico y la batería para conseguir un equilibrio perfecto. A pesar de que el verdadero, y más perfecto, GP Eléctrico se verá en la próxima década, el fabricante de Oxford pretende dar la campanada de esta generación cerrando su vida en el mercado con la serie limitada del MINI GP Eléctrico a finales de 2022.

    Fuente: Motoringfile