Disipando mitos sobre el coche eléctrico en China

China es considerada con la punta de lanza del sector del automóvil en lo que a movilidad eléctrica se refiere. Tanto por volúmenes de ventas como por infraestructura, producción y oferta disponible. Sin embargo, todavía existen algunos mitos sobre la situación del coche eléctrico en China, los repasamos y esclarecemos.

Eupheme EV

Eupheme EV, el nuevo coche eléctrico chino creado conjuntamente por Mitsubishi y GAC Motors.

China, el gigante asiático, es conocido en ocasiones como «la mitad de todo». En la industria automotriz no ocurre lo contrario, especialmente si hablamos del coche eléctrico. En tres áreas clave de la movilidad eléctrica, China puede presumir de ser el gran referente. El país asiático representa el 76% de toda la capacidad de fabricación de baterías de iones de litio encargadas, contabilizó el 60% de las ventas globales de vehículos eléctricos en el cuarto trimestre de 2018 y cuenta con el 50% de la infraestructura global de puntos de carga públicos para este tipo de automóviles.

Solo teniendo en cuenta estos tres datos podemos hacernos una idea más o menos clara de la importancia que juega China para el futuro del coche eléctrico y, en especial, para su masificación global. Sin embargo, y a pesar de la situación real que vive el vehículo eléctrico de batería en dicho mercado asiático, todavía existe cierta percepción errónea sobre el papel que juega el automóvil de cero emisiones en China.

Desde hace un tiempo se viene comentando habitualmente que los vehículos eléctricos solo representan entre el 1% y el 2% de las ventas de coches en China. Sin embargo, desde hace dos años dichos porcentajes han quedado muy atrás. A finales de 2018 los eléctricos representaron el 7% de las matriculaciones, con una tasa de crecimiento del 118% desde el año 2011.

Nissan Sylphy EV

Nissan Sylphy EV, el coche eléctrico vendido por Nissan en China.

Otro de los mitos que se han creado alrededor del coche eléctrico en China es que la mayoría de modelos vendidos son de pequeño tamaño y tienen unas bajas prestaciones. Hace media década esta situación sí era cierto, pero en los últimos tiempos la cosa ha cambiado. Además, hay que tener en cuenta que los vehículos eléctricos de baja velocidad están excluidos de los subsidios y ayudas gubernamentales. Durante el año pasado se vendieron 1.4 millones de automóviles eléctricos de baja velocidad mientras que los turismos eléctricos alcanzaron los 1.1 millones de unidades contabilizadas.

Por otra parte, inicialmente la mayor parte de la infraestructura necesaria para el uso del coche eléctrico en China estaba en manos del Gobierno. Sin embargo, desde 2015 las tornas han cambiado y en la actualidad hay varios minoristas y demás empresas privadas que cuentan con una importante red de puntos de carga.

También se piensa de manera equivocada que el Gobierno de China obliga a sus ciudadanos a apostar por la movilidad eléctrica, aunque lo cierto es que los numerosos subsidios y ayudas directas a la compra de un coche eléctrico, unido a las restricciones al tráfico que hay vigentes en determinadas ciudades del país, son el principal impulso de las ventas de eléctricos. Las ayudas locales han generado que, por ejemplo, en Shanghái haya una mayor cantidad de coches híbridos enchufables mientras que en Pekín los eléctricos puros son mayoría.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto