¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El motor granadino de dos tiempos que quiere revolucionar la automoción

    4
    INNengine ha desarrollado un motor de dos tiempos que busca revolucionar la automoción.

    Un ingeniero granadino planea revolucionar el mundo de la movilidad con un motor de dos tiempos de minúsculo tamaño, bajas emisiones, alto rendimiento y sorprendente arquitectura. INNengine promete potencias equiparables a las de un motor térmico de 2000 c.c. con la cuarta parte de dicho cubicaje y sin apenas vibraciones. Además, con un 25% de su tamaño. Para probar este nuevo motor se ha usado un Mazda MX-5.

    En su base de Armilla (Granada) Juan Garrido Requena, a través de su compañía INNengine promete potencias equiparables a las de un motor térmico de 2000 c.c. con la cuarta parte de este cubicaje, sin apenas vibraciones, con un 25% de su tamaño, y por ende, unas emisiones de gases contaminantes reducidas en esa misma medida.

    Garrido lleva una década desarrollando su mecanismo y tiene construida una maqueta ya operativa que ha montado sobre un Mazda MX-5. De momento las pruebas son satisfactorias y tan prometedoras que hasta en la Formula 1 han barajado la posibilidad de adoptar este tipo de propulsor. La promesa está hecha y la tecnología parece funcionar, ahora basta que sea la industria la que apueste por ella. Prueba de esto podría ocurrir es que el gigante energético saudí Aramco tiene puestos sus ojos en el invento ya que se calcula que de producirse en serie podría solventar varios de los desvelos de un mercado cambiante que busca otro tipo de soluciones.

    Motor granadino de dos tiempos
    Así es el motor granadino de dos tiempos desarrollado por INNengine.

    Para entender el calado de sus posibilidades hay que echar mano de las matemáticas y la economía de escala. La práctica totalidad de los 100 millones de coches que se fabrican anualmente en el mundo llevan motores de combustión interna, unos 200 si se suman motocicletas, generadores eléctricos, segadoras, lanchas motoras, motosierras y utillaje de diverso tipo que echan mano de motores de combustión interna.

    El uso de los propulsados por energía eléctrica crece de manera exponencial cada año pero siguen siendo casi anecdóticos en las cifras de ventas globales en comparación con los tradicionales, y los de hidrógeno son apenas unos pocos miles y su tecnología sigue estando algo inmadura. Mientras que se desarrollan estas posibilidades el paso obvio es desarrollar motores de combustión interna con hibridación hasta que acaben de prosperar las opciones expuestas. Los motores de combustión interna actuales parecen estar encontrando sus límites físicos y en otras opciones puede residir, al menos de forma temporal, la solución a unas regulaciones cada día más restrictivas y un mercado que pide productos concretos.

    El motor granadino es de muy pequeño tamaño, apenas pesa 35 kilogramos para ofrecer un rendimiento afín al que uno tradicional de cuatro veces mayor cubicaje y peso de alrededor de 150 kilos. El tamaño se reduce de la misma manera, y carece de bielas, cigüeñal, o culatas cargadas de válvulas. Pistones enfrentados realizan la combustión el uno contra otro (en caso de usar solo dos, aunque pueden ser más parejas de pistones) y la energía resultante se transmite en una suerte de tiovivo giratorio denominada curva cinemática. Uno de los misterios de su rendimiento es que al eliminar todas estas piezas, casi tres cuartas partes, los rozamientos se reducen en gran medida, el mantenimiento es más bajo, la posibilidad de averías disminuye, y las fuerzas no se disipan y se pierden en forma de calor o desgaste. Por otra parte un motor de cuatro tiempos aporta su energía cada dos giros de motor, el de dos tiempos lo hace en cada giro, mientras que esta arquitectura ofrece dos ‘pulsos energéticos’ en cada vuelta. La idea es que este tipo de propulsor sirva de generador eléctrico al modo de los actuales coches denominados eléctricos de rango extendido, de manera que su impulsión sea eléctrica y el motor de combustión genere la electricidad y no el movimiento del conjunto.

    Motor granadino de dos tiempos
    Este motor es un 25% más compacto que un bloque de 2000 c.c.

    Garrido ha querido adoptar a modo de eslogan interno una frase de Leonardo da Vinco Vinci: «La simplicidad es la máxima forma de sofisticación», por eso un cartel blanco con letras negras donde puede leerse esto preside una de sus salas de montaje. Varias marcas se han interesado ya por este motor, denominado 1Stroke Internal Combustion Engine (1S ICE) y no solo de coches, sino también para su uso en aviones y drones. El mecanismo ha sido ya presentado en el Salón de Ginebra, y ha obtenido la patente para India, China, Estados Unidos, Europa, Corea y Japón. El cerebro de la idea promete más para un futuro, una evolución mayor sobre su invento, y en declaraciones a ideal de Granada, apunta a que gran parte de los gases de escape no son más que energía disipada que pueden ser recuperados. “Eso sí que lo va a revolucionar todo”, afirma.

    El motor granadino de dos tiempos que quiere revolucionar la automoción
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto