Los motores diésel y la normativa europea de gases EURO 6

El diésel ha ido evolucionando paulatinamente hasta convertirse en la mayor fuerza de la automoción. Se han convertido en el paradigma de la eficiencia y la ecología. Las actuales y modernas tecnologías de emisiones y consumos hacen que los coches diésel consigan reducir el número de partículas nocivas y contaminantes a casi cero.


De la primera a la última de las normativas europeas, el volumen de gases contaminantes ha descendido

El diésel está de actualidad. Ya sea para bien, precio por debajo del euro, o para mal, París quiere eliminar los diésel de sus calles. Sin embargo hay que echar la vista atrás para saber que se ha estado realizando un excelente trabajo para conseguir reducir el número de emisiones y contaminaciones provocadas por los vehículos de gasoil.

La Unión Europea ha ido presentado diferentes planes de reducción de gases y contaminación desde el año 1993. Aquella EURO 1 marcaba los primeros límites en términos de emisiones. Hoy, más de 20 años después, estamos ya por la sexta edición de la normativa, que como es lógico se presenta como la más restrictiva de todas en todos los aspectos.

El 1 de septiembre de 2015 todos los coches nuevos deberán llevar obligatoriamente la certificación EURO 6. Para ello, las marcas aprovecharán las últimas innovaciones tecnológicas. La inyección por puerto común, la transmisión continua variable CVT, pasando por los sistemas Start/Stop y la conducción a vela, hasta llegar al campo de la hibridación y electrificación, serán las más empleadas.


Hasta el año 2000 no se tuvo en consideración la reducción de las partículas de óxidos de nitrógeno

Comparativamente hablando, un coche diésel es un 25% más ahorrador que un gasolina, eso implica un 35% más de autonomía y un 15% menos de emisiones de CO2. Sin embargo el gran problema de los diésel reside en el hecho de que sus partículas son mucho más contaminantes y nocivas. Por lo que una buena filtración de los gases de escape resulta vital.

Desde 1990 las emisiones de partículas diésel se han reducido en cerca del 99%. La introducción de los filtros de partículas, principalmente, han hecho posible esto. Además, los óxidos de nitrógenos han disminuido un 98%, sin comparamos con datos de hace una década. Ambos datos son dos claros indicadores que el trabajo realizado ha sido laborioso pero correcto.

Sin embargo no hay que detenerse ahí. La normativa EURO 6 estará vigente hasta el año 2021 y fija en 95 gramos de CO2 por kilómetro la media de emisiones permitida para la totalidad de la flota de una marca, por lo que todo el mundo deberá trabajar al unísono en este campo, donde la electrificación e hibridación va a jugar un papel fundamental.


La cantidad de partículas diésel permitidas han descendido de forma significativa en 22 años.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto