Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Opel Grandland X ya ofrece el sistema IntelliGrip para toda su gama de mecánicas

El SUV más grande, el nuevo Opel Grandland X ya cuenta con el nuevo sistema de modos de conducción que modifica las condiciones de funcionamiento del control de tracción asegurando un comportamiento más seguro sobre cualquier tipo de terreno. Se ofrece para todas las versiones mecánicas pero es un opcional incluido en el paquete All Road.

El nuevo Opel Grandland X, ahora más atractivo con el sistema de modos de conducción Intelligrip

El nuevo Opel Grandland X ya se encuentra disponible con la interesante opción del sistema de modos de conducción que varía el comportamiento del control de tracción en función del terreno sobre el que se desplace.

En realidad, este sistema no es completamente nuevo, sino que es el mismo que Peugeot ofrece en sus gama de modelos, y más en particular en el nuevo 3008 gemelo del SUV de Opel. Este sistema no funciona como uno de tracción integral a las cuatro ruedas, sino que se trata de un dispositivo electrónico que envía el par motor a las ruedas delanteras permitiendo que patinen y agarren creando un equilibrio.

Dispone de cinco modos de conducción haciendo más seguro el comportamiento del modelo y seleccionables desde un mando giratorio ubicado en el túnel de transmisión ajustando la distribución del par motor a cada una de las ruedas delanteras y el comportamiento del control de tracción y de estabilidad ESP:

Detalle del mando selector de modos de conducción IntelliGrip en el nuevo Opel Grandland X

  • Normal: es el modo activado por defecto cuando se arranca el motor.
  • Nieve: garantiza la mejor tracción en superficies heladas y nevadas regulando el deslizamiento de las ruedas delanteras, de forma que ralentiza la rueda que patina y transfiere más par a la otra.
  • Barro: Funciona hasta una velocidad máxima de 80 km/h y permite un mayor resbalamiento de las ruedas delanteras enviando más par motor a la rueda que dispone de un mayor agarre.
  • Arena: Este modo permite una pequeña cantidad de patinamiento de las dos ruedas motrices, permitiendo avanzar al vehículo y reducir el riesgo de que se hunda.
  • ESP Off: Se desactiva completamente el control electrónico de estabilidad y de tracción hasta 50 km/h permitiendo un cierto nivel de autonomía al conductor, pero restablece al modo Normal si se supera esta velocidad.

El sistema IntelliGrip es un elemento de equipamiento opcional, que se encuentra incluido en el paquete "All Road" junto con el control de tracción y las llantas de aleación de 18 pulgadas de diámetro montadas en neumáticos de 225/55R18 para todo tipo de condición meteorológica, que cuesta 600 euros, y solamente disponible con los niveles de acabado Selective y Excellence junto con las versiones de gasolina 1.2 litros 130 S&S y el diésel 1.6 litros CDTI 120 S&S, ambos con cambio manual de seis velocidades.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto