¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Opel Insignia 2017: Sus cinco armas para triunfar

12

Llegará al mercado en 2017 para intentar posicionarse como un referente del segmento en diseño y espacio interior.

Contará con la más avanzada tecnología multimedia y muchas ayudas a la conducción.

Se esperan mecánicas de última generación así como un híbrido enchufable.

El Opel Insignia es un modelo clave para la firma de Rüsselsheim, pero su veteranía empieza a hacer mella en la batalla contra la hostil competencia dado que lleva presente en el mercado la friolera de 8 años en los que sus compadres de guerrilla han experimentado evoluciones espectaculares.

Estos factores han hecho que, aunque fue el punto de partida de un verdadero paso adelante para Opel, con un diseño muy avanzado y atractivo que dejaba totalmente embaulado al Vectra, el Insignia se haya quedado atrás cediendo terreno a otras opciones más vanguardistas.

Elegancia y dinamismo en su diseño

Para resolver todo lo anterior, Opel realiza un esfuerzo importante en la puesta a punto de la segunda generación del Insignia, tarea que en Motor.es hemos seguido muy de cerca analizando todos los detalles del modelo en las diferentes etapas de su desarrollo.

A lo largo de éste, comprobamos que Opel echará toda carne en el asador en lo que a diseño se refiere adaptando los rasgos del Monza Concept al Insignia como ya lo hiciera con el Astra 2016, pero esta vez con una impresión más fehaciente.

Todo ello se traduce en un frontal agresivo presidido por una gran parrilla central con forma de pentágono que cubrirá hasta la parte inferior del paragolpes e irá acompañada de unos faros trapezoidales de mirada desafiante.

Acompañan la línea agresiva del frontal un techo de gran pendiente hasta la delicada y bien integrada parte posterior, que se acorta mucho en esta nueva generación.

Nueva plataforma que le acerca a los más avanzados

En esta segunda entrega, el Insignia adoptará la plataforma E2XX del grupo General Motors; detalle que le hará ganar enteros frente a su voraz competencia, lo que revierte en un claro aumento de la batalla en la horquilla de los 10 a 15 cm (bastante notables si nos fijamos en las fotos espía), lo que le permitirá ampliar sus plazas traseras hasta ofrecer, según fuentes, el espacio de un Skoda Superb.

La cosa no acaba aquí, porque este aumento de proporciones no traerá consigo un aumento de peso, si no al contrario, ya que se espera que su conjunto arroje un peso reducido en hasta 200 kg, quitándose de encima el lastre de ser uno de los más pesados de su segmento.

Sólo carrocería 5 puertas y Sports Tourer

Aprovechando una silueta más dinámica, acercándose a un estilo Coupé, parece que Opel descarta la carrocería de cuatro puertas en la oferta del próximo Insignia, por lo que el práctico y disimulado portón junto con un volumen de carga de en torno a unos 600 litros de capacidad harán las delicias de los abalorios de los más viajeros.

Si aun con ello necesitamos un plus de practicidad, la carrocería Sports Tourer seguirá presente la oferta, aunque llegará seis meses después que el 5 puertas.

Tecnología a la orden del día

En su renovado interior, que compartirá elementos con el del Astra, se espera un avanzado sistema multimedia IntelliLink con Android Auto y Apple car Play además del sistema Opel OnStar con conexión WiFi para todos los ocupantes del Insignia.

También contará con sistema de aviso de presencia de objetos en ángulo muerto, sistema de lectura de señales de tráfico, parada y arranque por botón, Head Up Display con proyección de información en el parabrisas, asientos con función masaje, faros IntelliLux LED y un largo compendio de sistemas de ayuda a la conducción y de confort que impulsan al Insignia a un nivel superior.

Mayor potencia y eficiencia y hasta un híbrido enchufable

En la oferta mecánica se incorporarán bloques tricilindricos gasolina 1.0 de hasta 120 caballos de potencia seguidos de los diésel CDTi de cuatro cilindros biturbo que podrían arrojar hasta 160 caballos. Todo ello apoyado en sistemas de economización de combustible como el 'modo vela' que ayudan a que los consumos rebajen su media respecto al modelo saliente. A éstos se le sumará un Insignia híbrido enchufable, que llegará meses después del estreno la berlina germana en el mercado, a mediados de 2017.

La tracción delantera será la que mayor acto de presencia haga en la gama así como también la integral, aunque reservada para los modelos más completos. Esto irá unido a una transmisión automática de hasta ocho relaciones.

En la oferta más agresiva seguirá estando el OPC, cuya potencia quedaría cercana a los 400 caballos de potencia.

Se presume que su presentación tenga lugar en el Salón del Automóvil de París 2016 o en el de Frankfurt a más tardar, así que te dejamos con las fotos espía recopiladas hasta el momento.

Fotos: S. Baldauf/SB-Medien

Opel Insignia 2017: Sus cinco armas para triunfar
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto