Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Opel nos enseña su nueva bestia del asfalto, el Insignia GSi

7

Opel nos presenta a su nueva berlina deportiva. Se trata del nuevo Opel Insignia GSi, haciendo honor de unas siglas míticas para la marca del rayo. Su presentación se espera para el Salón del Automóvil de Frankfurt, hasta entonces disfrutaremos, solo visualmente del renacimiento de un mito en la historia del automóvil.

Opel Insignia GSI: vista frontal

Hace tan solo unas horas os hablábamos sobre los nuevos planes de Opel para el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt 2017, en el que la marca nos presentaría la vuelta al mercado de las míticas siglas GSi que ya acompañaron en su día al clásico Kadett. En el artículo anterior, elucubramos sobre el futuro que tendrían esas siglas y sobre que coches se montaría.

Pues las especulaciones sobre el modelo en el que irá montado han concluido. Opel acaba de presentarnos al nuevo integrante de su familia deportiva: el Opel Insignia GSi. Un modelo que viene a situarse a la cabeza en cuanto a deportividad dentro de la gama Insignia.

Una mecánica de lo más deportiva

El Opel Insignia GSi viene equipado con un motor de 4 cilindros y 2.0 litros, proporcionando una potencia de 260 CV y un par máximo de 400 NM. Toda esta potencia se transmite al asfalto a través de una tracción integral con reparto vectorial del par.

También estrena caja de cambios automática de 8 velocidades con levas en el volante. Ademas de una nueva amortiguación que rebaja la altura total del Insignia en 10 mm. Desde la marca nos hablan sobre una futura versión movida por gasóleo, la cuál de momento desconocemos sus características.

Opel Insignia GSI: El alerón trasero remata la caída del techo

Un exterior personalizado más picante

Exteriormente lo delata su parachoques delantero completamente renovado, con unas entradas de aire cromadas situadas delante del paso de rueda, contrastando de esta manera con el color de la carrocería. Aportando una ventilación extra para los nuevos frenos Brembo de cuatro pistones, con un diámetro de 345mm. Coronado por unas llantas de 20 pulgadas y unos neumáticos del alta prestación Michelin Pilot Sport 4 S, lo que proporciona un agarre y una frenada brutal.

260 CV extraídos de un 2.0 turboalimentado, para el renacimiento de las siglas GSi

Si miramos la parte trasera, encontramos un pequeño alerón que ejerce la carga aerodinámica necesaria para mantener a esta berlina pegada al suelo. Una doble salida de escape rematan un conjunto trasero en el que podemos apreciar con total seguridad que nos encontramos ante un Opel Insignia de lo más especial.

Desde la marca aseguran que este modelo ha perdido mucho peso por el camino, restando un total de 160 kg al anterior Insignia OPC, lo que le otorga una ligereza importante ya que el modelo al que sustituye pecaba de un peso excesivo para ofrecer un buen paso por curva.

Interior del Opel Insignia GSI

En este Insignia podremos escoger entre 4 tipos de conducción, "Standard", "Tour", "Sport" y "Competición", según el modo elegido, la dirección y la respuesta del acelerador pueden ser más o menos directa, además de una mayor dureza en la amortiguación. El modo "Competición" se podrá activar mediante una doble pulsación del botón ESP. Esta opción, además de sensibilizar el pedal del acelerador y la dirección, también desconectará el control de tracción, lo que hará que puedas exprimir a fondo este coche en unas jornadas circuiteras.

Un interior del que no querrás salir

Si echamos un vistazo a su interior encontraremos unos asientos deportivos con las siglas GSi instaladas en el centro de estos. Con una sujeción lateral impecable y una ergonomía superlativa, serán capaces de anclarnos al asiento, además de proporcionarnos una comodidad extraordinaria en el momento de encarar largos viajes. El cliente podrá escoger entre dos combinaciones distintas de cuero, cada una decorada con el emblema GSi en los asientos.

Además de esto encontraremos, un volante de nuevo diseño con el extremo inferior plano donde tampoco faltarán las siglas que apellidan a esta berlina. Pedales de aluminio y un techo negro culminan un interior en el que nos sentiremos con ganas de exprimir al máximo las revoluciones de este coche.

Se presenta con un motor gasolina de 260 CV

Opel ha revivido un clásico de la mejor manera que podía hacerlo, sacando dientes y mostrándonos una berlina cupé que dejará con la boca abierta a más de uno. La presentación tendrá lugar en el Salón del Automóvil de Frankfurt, a finales de verano, en el que podremos ver en primera persona esta reinterpretación del clásico Kadett GSi.

Noticias relacionadas

Opel nos enseña su nueva bestia del asfalto, el Insignia GSi
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto