Seguiremos teniendo petróleo barato, eso dicen los pronósticos

Hemos observado en las gasolineras últimamente un descenso de los precios de la gasolina y el gasóleo. En parte se explica por el descenso del barril de petróleo, una de las componentes del precio. Seguirá así una temporada, a la vista de los datos.

Cotización del barril OPEP

Es un hecho, el petróleo está cayendo. La cotización del barril ha perdido un 20% en los últimos dos meses, y no hay perspectivas de que vaya a subir pronto. Pese a los esfuerzos de los países productores de la OPEP, recortar producción no ha conseguido que los precios levanten el vuelo.

El petróleo está en sus niveles más bajos de los últimos siete meses

Ahora mismo el barril de Brent, de referencia en Europa, es de 45,5 dólares por barril. El barril West Texas, de referencia en Estados Unidos, se cotiza cerca de 43 dólares. La tendencia es a la baja, podrían llegar pronto a los 30 dólares por barril.

¿Qué está ocurriendo? Es un fenómeno complejo. La OPEP lleva ya varios meses queriendo poner en dificultades a la industria del petróleo no convencional (fracking o ruptura hidráulica) de Estados Unidos tirando los precios. Los americanos han resistido y se acercan a su máximo de producción, fechado en los años 70.

Fotografía: Tsuda (Flickr) CC BY SA

Como los precios han ido cayendo por un exceso de producción -ahora mismo sobra petróleo- la OPEP ha visto cómo varios de sus miembros han sufrido grandes dificultades, ya que dependen mucho de las exportaciones de crudo. Exceso de oferta, demanda menguante, los precios solo pueden bajar.

¿Por qué decimos que hay una demanda menguante? El mundo desarrollado empieza a recortar su consumo de petróleo por medidas de mayor eficiencia económica y por el auge progresivo de las energías renovables. Además, algunas economías no están creciendo al ritmo previsto y gastan menos petróleo.

La OPEP ya no tiene el mismo poder que antaño para fijar los precios, ya que dos terceras partes del consumo mundial no pasa por sus países productores. Si la competencia de la OPEP produce mucho y barato, si los árabes (principalmente) cierran mucho el grifo los principales perjudicados son ellos. Menores ingresos implica más daño para sus economías.

Fotografía: Jose Antonio Cotallo López (Flickr) CC BY

La industria del petróleo no convencional está aguantando por debajo de los 100 dólares por barril porque ha mejorado su productividad y puede ser rentable por debajo de 50 dólares por barril. De momento a la OPEP la jugada le ha salido fatal.

Países como Libia están exportando fuertemente, e Irán se está preparando para hacerlo. El levantamiento parcial de las sanciones de Estados Unidos, ligadas al programa de energía nuclear persa, está dando oxígeno a la teocracia asiática. Las sanciones pueden volver, pero las petroleras asumen el riesgo.

La OPEP decidió recientemente recortar la producción hasta el año 2018, situación que no les beneficia en el escenario actual. El resto de países productores se están apañando para satisfacer la demanda mundial.  La industria petroquímica y algunos países han tomado nota del periodo entre 2014 y 2016, cuando los precios se desplomaron, por lo que resistirán mejor esta vez.

Fotografía: Daniel Lobo (Flickr) CC BY

Mientras tanto, en España la competencia aumenta

El año 2016 terminó con un número de gasolineras muy alto, 11.188 según la AOP, o lo que es lo mismo, un 8,5% más desde 2011. La reforma de la legislación en 2013 atrajo al mercado a varios operadores independientes y pequeños que están presionando a las compañías tradicionales.

Repsol mantiene prácticamente un tercio de todas las gasolineras de España, 3.501, aunque a lo largo de 2016 cerró 43 estaciones. CEPSA, el segundo operador, se hizo con algunas de ellas y terminó el ejercicio con 1.518 estaciones de servicio. El segundo operador acapara el 13,8% del mercado, y el tercero, BP, el 5,71%. Los independientes crecen mucho en número, de 1.800 en 2011 a 2.600 en 2016.

La AOP considera que los independientes a veces compiten de forma desleal y se habla incluso de fraude. Cada 36 horas se está abriendo una gasolinera nueva en España, o lo que es lo mismo, un día y medio. Es relativamente fácil encontrar gasolineras que vendan el gasóleo por debajo de un euro el litro.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×