¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El exclusivo Pininfarina Battista logra dos récord mundiales, en aceleración y ¡frenado!

El exclusivo Pininfarina Battista logra dos récord mundiales, en aceleración y ¡frenado!
Pininfarina BattistaPininfarina
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

Un par de semanas le ha durado la felicidad, y la sonrisa, a los responsables del Rimac Nevera. El hiperdeportivo croata se había convertido en el modelo eléctrico de producción más rápido del mundo. Un título que le ha arrebatado el exclusivo Pininfarina Battista, agregando un nuevo récord más e inédito.

La alegría y felicidad que los de Rimac destilaban hace un par de semanas al haber conseguido el título del hiperdeportivo más rápido del mercado acaba de esfumarse. El Rimac Nevera estableció un récord de velocidad convirtiéndose en el modelo con la velocidad punta más elevada en todo el mundo, gracias a sus potentes motores eléctricos con casi 2.000 CV. Pero le ha salido un importante contrincante que lo ha dejado en clara evidencia.

El Pininfarina Battista ha sido puesto a prueba en la pista del circuito de Dubai, donde el hypercar del prestigioso estilo de diseño italiano ya se ha puesto a la venta en Oriente Medio. El mejor argumento para convencer a los potenciales clientes de los coches eléctricos más exclusivos del mundo, y que el Battista puede ofrecer. Como el deportivo croata, también cuenta con cuatro motores eléctricos con los que desarrolla la misma cifra de potencia, nada menos que 1.914 CV. Incluso, la batería también dispone de la misma capacidad, 120 kWh utilizables.

El debut dinámico del Pininfarina Battista en Dubai se salda con dos récords mundiales

El Pininfarina Battista destrona al Rimac Nevera en aceleración

Unas especificaciones idénticas y ligeramente diferentes en términos de autonomía máxima, pues el Rimac puede rodar 550 kilómetros hasta agotar la energía eléctrica, mientras que el de Pininfarina solo dispone de 476 kilómetros. Una diferencia que se hace más explosiva en términos de prestaciones, pues el primero ha demostrado su capacidad para alcanzar una velocidad máxima de 412 km/h, quedándose el segundo en 350 km/h. Pero una cosa es la velocidad punta y otra la aceleración, donde también se puede ganar a un rival.

Pininfarina ha hablado de una cifra de aceleración más rápida que la de un monoplaza de Fórmula 1, pero hasta ahora no había facilitado datos y tiempos concretos, más allá de los 4,75 segundos que necesitó para alcanzar los 200 km/h, partiendo de salida parada, en el circuito de Nardò, Italia. Una prueba que se ha llevado ahora a cabo en los Emiratos Árabes Unidos anunciando una aceleración de cero a 100 km/h en solo 1,86 segundos.

Los frenos del Pininfarina Battista demuestran una eficacia soberbia

Un récord que lo convierte en uno de los hypercar más rápidos del mundo, pero que se ha completado con un récord más, y hasta ahora de los más raros, pues los fabricantes de grandes deportivos rara vez apuestan por certificar una prestación de igual importancia o más: la capacidad de frenado. Y es que el Pininfarina Battista, del que solamente se producirán 150 unidades con un precio de partida de 2,2 millones de euros, también es uno de los más rápidos en pararse por completo. Sus potentes frenos necesitaron solo 31 metros para detenerse totalmente rodando a 100 km/h.