¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Pininfarina se plantea convertirse en un fabricante de vehículos eléctricos premium

    El propio presidente de Mahindra, propietaria del carrocero turinés, ha confirmado que están sopesando la posibilidad de crear una gama de vehículos eléctricos premium bajo el sello Pininfarina. Comenzando por un superdeportivo, versión de producción del H2 Speed concept de 2016.

    Pininfarina H2 Speed concept.

    El propio presidente de Mahindra ha sido el encargado de revelar la noticia, el fabricante indio tiene intenciones de convertir Pininfarina en un fabricante al uso de vehículos eléctricos. Unas declaraciones que a simple vista parecen muy reveladoras pero que en realidad no lo son tanto, pues no es ningún secreto que el carrocero turinés ya participa en varios proyectos de esta índole, algunos de ellos incluso de fabricación propia.

    Lo que sí es novedad es que las intenciones de la casa matriz pasan por que Pininfarina cuente con una gama regular de producción, es decir, que no se limite a participar en proyectos esporádicos y se convierta en un fabricante de cierto volumen y además, de carácter premium.

    Anand Mahindra, presidente de la compañía Mahindra, afirmó a la publicación MarketWatch durante el pasado Salón del Automóvil de Seúl 2017 que la compañía ya está planteándose su primer modelo, un superdeportivo. Según sus palabras, la compañía todavía está sopesando la posibilidad de fabricar una corta serie limitada, de solo 10 unidades, del H2 Speed Concept que presentaba la marca en Ginebra 2016.

    Hybrid Kinetic H600 concept.

    Aunque lo cierto es que eso ya lo sabíamos desde finales del verano pasado, cuando Silvio Pietro Angori, CEO de Pininfarina, lo confirmaba. Según las declaraciones de Angori, el primer prototipo funcional debería estar listo a inicios de este año, 2017, y las primeras entregas tendrían lugar durante 2018. Cada uno de los ejemplares tendría un precio de 2.5 millones de dólares, cifras también repetidas por Anand Mahindra en el Salón de Seúl, aunque este último afirmaba que la decisión no había sido tomada aún.

    Los planes de Mahindra, por el momento, parecen contemplar más modelos después del superdeportivo eléctrico -del que no se ha confirmado realmente qué esquema mecánico dispondrá- y una comercialización global, incluyendo Estados Unidos. Aunque no se han dado detalles de dicha gama.

    Además del proyecto H2 Speed, realizado en colaboración con la compañía GreenGT, Pininfarina será la encargada de desarrollar los futuros modelos de la marca de Hong Kong Hybrid Kynetic, que contemplan un sedán eléctrico y varios SUVs.

    Fuente: MarketWatch vía MotorAuthority