¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Jerry Seinfeld dice que el Porsche 911 R fue idea suya

    Recientemente, el humorista y afamado coleccionista de Porsche, Jerry Seinfeld, revelaba que hace unos 10 años le sugirió a la marca alemana la creación de un modelo de idénticas carácterísticas a las del Porsche 911 R, que la marca lanzó varios años más tarde.

    Porsche 911 R.

    El Porsche 911 R no solo fue una de las versiones más atractivas de la actual generación 911, además ha sido una de las ediciones limitadas de más éxito y mediáticas de la marca alemana, como quedó patente por la explosión de precios que sufrieron las pocas unidades que llegaron al mercado de segunda mano. En algunos casos llegando a multiplicar el valor nuevo del modelo.

    En teoría, el 911 R era una edición limitada creada por la marca para los clientes más puristas de la marca, aquellos a los que les parecía un sacrilegio que una versión tan pura como el 911 GT3 solo estuviera disponible con la transmisión automática PDK de Porsche y no contará con opción manual. Sin embargo, el humorista Jerry Seinfeld nos ha dado recientemente otra teoría sobre la génesis de esta particular versión.

    Seinfeld es uno de los más afamados aficionados y coleccionistas de los modelos de la firma de Stuttgart y en un reciente podcast de Spike’s Car Radio revelaba una historia muy interesante sobre una antigua conversación que mantuvo con diseñadores y responsables de la marca. Según Seinfeld, la idea original del 911 R fue suya.

    El 911 R ha sido una de las versiones más cotizadas del modelo.

    Según el humorista estadounidense, hace unos diez años trató de persuadir a los diseñadores de la marca de crear una versión idéntica a las del 911 R, un 911 GT3 aligerado y desprovisto del alerón trasero pero con la tradicional caja manual, no disponible para esta versión. A grandes rasgos, las mismas características básicas del 911 R, que no deja de ser un 911 GT3 manual sin alerón.

    En aquel momento, Porsche rechazó la idea de Seinfeld, a pesar de que él no pretendía que se creara una edición limitada, él tan solo quería una unidad para su uso personal, un one-off muy especial. Sin embargo y aunque Seinfeld no explica los motivos, la marca no le hizo caso. Varios años después, Porsche lanzó el 911 R, confirmando además que lo hacía precisamente por sus clientes más puristas.

    Por el momento, la marca alemana no ha contestado estas declaraciones del humorista norteamericano, por lo que no podemos afirmar cuánta responsabilidad tiene realmente Seinfeld en la creación de esta versión, si es que tiene alguna.