¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Una sentencia en Alemania obliga a Porsche a vender coches nuevos para tuning

    Una sentencia en Alemania obliga a Porsche a vender coches nuevos para tuning
    Mansory Porsche MacanMansory
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Uno de los grandes problemas de las marcas de coches son las preparaciones por especialistas en tuning. A ningún fabricante le gusta esta actitud. Y está claro que a Porsche tampoco, ya que acaba de publicarse una sentencia de un Tribunal alemán que no permite a la marca deportiva impedir que los preparadores adquieran unidades de modelos por los cauces convencionales.

    Porsche gasta miles de millones de euros en investigación y desarrollo para las mejoras de sus modelos, incluyendo también la parcela de la personalización de Manufaktur. Sin embargo, son creaciones originales del fabricante, por lo que no gozan de modificaciones especiales en el chasis y en el motor más allá del equipamiento opcional del fabricante.

    Las preparaciones externas a las grandes marcas por los especialistas en tuning suponen, en la gran mayoría de los casos, la pérdida de la garantía oficial, si bien algunas marcas van mucho más allá como Porsche. La alemana ha impedido que los preparadores pudiesen adquirir modelos nuevos por los cauces convencionales de venta y también adquirir repuestos originales. Unos hechos que fueron puestos en manos de la justicia alemana a través de la Asociación de especialistas en tuning y preparaciones de Automóviles e.V. (VDAT), y que acaba de hacerse pública la sentencia.

    Porsche gama
    Los modelos de Porsche estarán en plena disposición de los especialistas en tuning

    Los preparadores y tuners son clientes de Porsche como cualquiera

    La marca alemana no puede impedir de ninguna forma, ni prohibir a sus concesionarios, la venta de modelos nuevos de la firma, así como los repuestos y accesorios que necesiten. Firmada por el Tribunal Supremo Federal de Alemania, no cabe posibilidad de recurso, por lo que es plenamente vinculante, tirando por tierra los argumentos de la firma de Stuttgart. Y es que, de forma completamente unilateral, impuso dos cláusulas a sus concesionarios prohibiendo a estos la venta de vehículos Porsche nuevos, repuestos y accesorios a empresas de tuning.

    Porsche se cubrió la espalda con una exención posible, la que permitía al comprador con la condición de comprometerse por escrito a abstenerse de utilizar los coches nuevos o las piezas suministradas con fines de una puesta a punto del vehículo diferente de la del fabricante, bajo amenaza de una sanción contractual. Las dos cláusulas que ahora se le han vuelto en contra y por las que el tribunal no condena, pero advierte, de posibles sanciones y acusación por cártel si la marca persiste en su actitud.

    En su defensa, la marca alemana ha tratado de argumentar que la decisión de prohibir la venta de modelos nuevos a las empresas de tuning radica en una competencia ilegal contra los programas de personalización especial de fábrica, el Porsche Tequipment o el de Porsche Exclusive, añadiendo también las bases de su propio sistema de distribución selectiva. Ninguno de los argumentos han cuajado entre el jurado. Una puerta que abre a una jurisprudencia, que no permitirá monopolizar el mercado de tuning de vehículos en el propio beneficio de una marca en concreto.

    Fuente: VDAT.org