¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La nueva plataforma SSP para coches eléctricos enfrenta a Porsche y Volkswagen

    Plataforma PPE para coches eléctricos Premium de Audi y PorscheAudi

    Porsche y Volkswagen vuelven a enzarzarse. La marca de los deportivos ya ha avisado a la matriz alemana que no utilizará la nueva plataforma SSP de coches eléctricos que se ha anunciado para todo el grupo. El argumento de la firma es muy claro, el tremendo desembolso en la nueva plataforma PPE desarrollada con Audi, que supondría un descalabro comercial en sus cuentas.

    Estaba claro que tenía que ocurrir. La nueva plataforma escalable para coches eléctricos SSP de Volkswagen ha sembrado la discordia entre los dos fabricantes. La de deportivos se ha gastado un auténtico dineral en desarrollar una arquitectura específica con una importante carga tecnológica, a pesar de que Audi también ha participado, y válida para todo tipo de modelos y carrocerías.

    La PPE será una base mecánica utilizada por los eléctricos de Porsche, Audi y Bentley, enfocada en tres pilares: rápida aceleración, mayor autonomía y tiempos de carga más cortos, con hasta cuatro motores eléctricos. Volkswagen ya ha pedido a las marcas que la utilicen en sus nuevos desarrollos, y la deportiva lo ha entendido como una imposición. Tanto, que Michael Steiner, Director de Desarrollo, ya ha transmitido a Volkswagen su negativa en una declaraciones manifestando -a Herbert Diess- que «Contrariamente a lo que dijo Diess, SSP se convertirá así en una plataforma principal y PPE seguirá siendo Premium».

    Foto plataforma J1 del Porsche Taycan - tecnología
    La plataforma J1 que sustenta al Porsche Taycan, la arquitectura en que se basa gran parte de la nueva PPE

    Porsche se niega a utilizar la nueva plataforma SSP de Volkswagen porque no se ajusta a sus requisitos

    El argumento de la matriz es perfectamente válido, una sola plataforma maximiza las economías de escala. La marca deportiva no tiene prisa por plagar su gama de coches eléctricos, especialmente porque lleva años esperando una nueva generación de baterías, y no se espera antes de esta década. En ese sentido, Steiner también se ha referido explicando que «Sería demasiado caro crear una plataforma que funcione para todos los segmentos del mercado. Después de todo, Porsche impone mayores exigencias a una plataforma que Volkswagen».

    Mientras, juega con los combustibles sintéticos para evitar a toda costa una transformación integral, y que se haga obligatoria, algo que las generalistas tienen en un horizonte más cercano. El nuevo Porsche Macan, y el Audi Q5 e-tron, son los primeros desarrollos sobre la plataforma PPE y vendrán muchos más, ya que los próximos Taycan lo harán sobre esta base, así como los derivados y alternativas al Cayenne, además de los futuros 718.

    Las estudios internos de las dos marcas alemanas estiman que se fabricarán unos 7 millones de unidades sobre esta base, una cifra bastante respetable y a las que hay que sumar también las testimoniales de los británicos de Bentley que también utilizarán esta base. Los primeros frutos serán dos SUV de volumen, de Porsche y la de los cuatro aros, y en 2024 el nuevo Grand Touring, un crossover que será el sustituto del Mulsanne.

    Fuente: Europe Autonews