¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Previo 24 Horas de Le Mans 2018: LMP1 y LMP2

    Toyota es el único fabricante presente en LMP1 y aunque tiene ocho prototipos no híbridos como rivales, está en la obligación de ganar Le Mans.

    Por su parte, varios son los candidatos al triunfo en LMP2, categoría que ha ganado en diversidad de chasis y en calidad entre sus pilotos.

    Desde que el WEC volvió a la vida allá por 2012, las 24 Horas de Le Mans han sido su punto culmen. Aunque esta afirmación ha cambiado ligeramente con la creación de una 'súper' temporada 2018-19 que cuenta con dos ediciones de la cita francesa en su calendario, lo cierto es que la 86º edición de la prueba está señalada en rojo no sólo como el momento más especial del año, sino también como el escenario donde se darán las claves para construir la categoría reina del Mundial de Resistencia del futuro. Antes de eso, Toyota tiene que saldar una cuenta pendiente con Le Mans.

    LMP1: Toyota contra Le Mans

    Si hay un motivo por el que Toyota no siguió los pasos de Audi y Porsche y abandonó LMP1 fue por su dramática relación con Le Mans. Lo fácil para la firma japonesa hubiera sido abandonar el campeonato, pero lejos de eso firmó un compromiso con el WEC, ha apostado sin cuartel por la tecnología híbrida y ha quedado como único fabricante en la categoría reina. Esto tiene sus pros y sus contras, pero si hay algo que ha motivado esta decisión es conquistar Le Mans. Ahora, Toyota compite contra Le Mans, contra su suerte y contra sí misma para conseguir su primera victoria en las 24 Horas.

    Por ello, Toyota ha reforzado su apuesta con el fichaje de Fernando Alonso. El español debuta en las 24 Horas de Le Mans a los mandos del Toyota #8 con la ilusión de cambiar la historia y entregar la primera victoria a Toyota en La Sarthe, camino a su vez de la 'triple corona'. El piloto español compite en el Toyota #8 junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, mientras que en el #7 estarán Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María 'Pechito' López. Dos alineaciones llenas de virtudes con el objetivo de no fallar. Una palabra que no está permitida.

    Ocho son los LMP1 no híbridos que intentarán evitar el triunfo de Toyota. Rebellion Racing se ha mostrado como el rival más sólido de los japoneses con sus dos unidades del R13, un LMP1 nacido a partir de la evolución del chasis Oreca y el motor Gibson que se usa en LMP2. Sin embargo, la combinación funciona y más cuando en el Rebellion #1 compiten André Lotterer, Neel Jani y Bruno Senna, tres pilotos de enorme talento. Difícil tienen en este aspecto los equipos ByKolles y Manor poder ser tan competitivos como parecen ser los prototipos del equipo anglo-suizo.

    La otra alternativa son los BR1, a pesar de los graves problemas que tuvieron en Spa, tanto. Parece que el prototipo de BR Engineering y Dallara tiene potencial, pero falta afinar algunos aspectos. SMP Racing cuenta con dos unidades del BR1 con motor AER y una alineación de pilotos en la que se mezcla el talento foráneo y ruso. Sin ir más lejos, en el BR1 #11 compiten Vitaly Petrov, Mikhail Aleshin y Jenson Button. Por su parte, el otro BR1 es el de DragonSpeed, con un chasis nuevo tras su accidente en Spa. La experiencia de Renger van der Zande será un grado para el equipo americano.

    LMP2: veinte prototipos en busca de la victoria

    La clase LMP2 sufre una auténtica transformación en las 24 Horas de Le Mans, toda vez que la segunda categoría casi triplica su volumen respecto a una prueba corta. De los siete inscritos a tiempo completo en el WEC se pasa a un total de 20 prototipos, muchos de ellos con opciones reales de luchar por el triunfo. Casi tan impredecible con LMGTE-Am, la calidad de la parrilla ha crecido exponencialmente, toda vez que los pilotos Platino son los que marcan diferencias. Por ende, no es extraño ver en los Ligier JS P217-Gibson del equipo United Autosport a Filipe Albuquerque, Paul Di Resta o Juan Pablo Montoya.

    Aunque United Autosport cuenta con una apuesta realmente sólida, el equipo con un mayor despliegue es Jackie Chan DC Racing, con la presencia de dos Ligier y dos Oreca fruto de las plazas fijas y las invitaciones que ha ganado el equipo. Quizá el Ligier #34 de Jackie Chan es su baza más sólida con Ricky Taylor, Côme Ledogar y David Heinemeier-Hansson, aunque el Oreca #38 con Ho Ping Tung, Stéphane Richelmi y Gabriel Aubry también puede ser protagonista. A partir de ahí, G-Drive con el Oreca #26 de Roman Rusinov, Andrea Pizzitola y Jean-Eric Vergne también son candidatos al triunfo.

    Loïc Duval, Matthieu Vaxiviere y François Perrodo forman el trío de pilotos de TDS Racing, otro de los equipos candidatos a la victoria tras firmar el cuarto puesto en las 6 Horas de Spa. Con todo, muchas miradas señalan al Alpine A470 #36 del equipo Signatech Alpine como uno de los grandes favoritos gracias al desempeño de Nicolas Lapierre, André Negrao y Pierre Thiriet. De igual forma y en su debut en las 24 Horas de Le Mans, Pastor Maldonado lidera el Oreca #31 de DragonSpeed en el que también compiten Nathanaël Berthon y el mexicano Roberto González.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing / Rebellion Racing / DragonSpeed