¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PruebaPeugeot 208 GTi, presentación internacional en Niza

    49

    Pudimos asistir a la presentación internacional del Peugeot 208 GTi que fue llevada a cabo en Niza, Francia. Allí pudimos ver y probar como se comporta el nuevo deportivo del segmento B. Con una mezcla de tamaño y peso menores respecto al 207 RC junto al aumento de potencia y par motor... ¿Será el nuevo 208 merecedor de las siglas GTi o es una carga pesada de llevar?.

    Peugeot ha considerado al 208 un digno candidato para revivir las siglas de un mito del pasado, el GTi. De hecho el Peugeot 208 desde su lanzamiento siempre ha tenido buena acogida entre el público, sus cifras de ventas así lo corroboran. Es líder de ventas de su segmento, el B, a nivel europeo.

    Desde el 205 GTi, Peugeot no se ha atrevido a usar estas siglas hasta la llegada del 208. En las versiones más potentes del 206 y 207 usaron el subtitulo de RC. El 205 GTi fue todo un éxito por la época de los 80, toda una bestia de hasta 130 CV (en la versión 1.9) que pesaba menos de 900 Kg.

    La marca del león afirma que el 208 GTi no es tan radical como lo fue en su momento el 205 GTi, pero que sin embargo tampoco pretende ser un utilitario rápido y aburguesado. Se queda en una posición en la que disponemos de un deportivo al que podremos darle cera y divertirnos al mismo tiempo que es apto para un uso de diario.

    El 208 GTi solo se ofrece en carrocería de 3 puertas, para bien y para mal. Visualmente este GTi es discreto. Tiene elementos diferenciadores pero que sin embargo podrían pasar desapercibidos para quien no le fluya gasolina por las venas. Mas de uno se llevará una sorpresa al confundirlo osadamente con un 208 corriente.

    El precio base del 208 GTi se sitúa en los 22.900 € (P. V. P.).

    Diseño exterior

    Como ya hemos comentado el 208 GTi no es un modelo que sea especialmente llamativo. Este GTi intenta ser discreto, prefiere ser un lobo con piel de cordero. Respecto al 208 original exteriormente tiene diversos aunque algo sutiles elementos que lo diferencian.

    Los faros delanteros tienen una estructura interna de forma rectangular, creando su propia identidad dentro de la gama 208. Muestra un nuevo conjunto de faros halógenos con una guía de luz “flat-guide” complementados con intermitentes y luces diurnas en tecnología LED.

    Los faros enmarcan una parrilla de diseño especifico para el GTi. La rediseñada parrilla es en negro brillante y contiene inserciones en cromado que en conjunto crean un ajedrezado deportivo con efecto 3D. Además, el junquillo cromado que rodea dicha parrilla está ligeramente ensanchado.

    Sin alejarnos aun de la zona del paragolpes delantero observamos que las vías han sido ensanchadas, 10 mm delante y 20 mm detrás. Estos ligeros ensanches hacen que el 208 GTI goce de un aspecto más dinámico y deportivo.

    De perfil nos encontramos llantas de 17 pulgadas diamantadas con neumáticos 205/45. Estas llantas albergan discos ventilados de 302 mm delante y 249 mm detrás y muestran unas vistosas pinzas de freno en color rojo.

    Los faldones laterales ayudan a recuperar el espíritu deportivo en el 208. Siguiendo la silueta de la parte inferior de la zona acristalada encontramos un cromado que recorre todo el lateral. Este cromado que termina y acaba en un pestaña también lo encontramos en el acabado “Allure” del 208. Sin embargo para la ocasión la pestaña cromada que encontramos en el pilar C lleva las siglas GTi en rojo, haciendo alusión al emblema lateral del 205 GTI. Las carcasas de los retrovisores también mantienen el cromado de otras versiones del 208.

    Finalmente en la zaga observamos el alerón trasero que se extiende desde el final del techo y que aloja la tercera luz de freno. El paragolpes trasero también contiene una superficie cromada que resalta a su vez la doble salida de escape trapezoidal. Las siglas GTI en color rojo las volvemos a encontrar sobre el portón trasero.

    Como pueden observar, los detalles en rojo son esenciales en el GTI: pinzas de freno, en la parte inferior del paragolpes delantero y siglas tanto en el lateral como en la zaga. Todos estos detalles te acompañaran independientemente del color de carrocería elegido.

    Diseño interior

    El rojo vuelve a ser participe del interior del 208 GTi. Lo encontramos en los tiradores interiores de las puertas, bajo la pantalla de la consola, en el cuadro de mandos, pomo de cambios, volante y en las costuras del cuero de los asientos, salpicadero y de nuevo el volante.

    Los asientos son de cuero y tejido antideslizante (Club Nappa + Maille Caro), combinando el negro con el rojo tanto en las costuras como en las orejeras de sujeción. Los asientos me parecieron bastante cómodos y cumplían con su cometido en las curvas. Las siglas GTi las encontramos en relieve en el respaldo del asiento.

    La posición del conductor es quizá uno de los puntos más fuertes de este GTI, el volante es de un diámetro inferior a lo normal y ligeramente achatado en la parte inferior. El asiento esta 1 cm más bajo que en las versiones corrientes. En conclusión el puesto de conducción resulta más deportivo y cómodo para maniobrar.

    En el volante volvemos a encontrar las siglas GTI en rojo sobre una chapa cromada, justo en la zona inferior donde el volante esta achatado. En la parte superior los de Peugeot nos han dejado una linea roja para que nos sea más fácil no perder el norte durante nuestras maniobras al volante. Tanto el pomo de cambios como los pedales son en aluminio.

    Respecto a la consola central no tengo pega alguna. La pantalla táctil de 7 pulgadas con tomas Jack y USB y Bluetooth queda a una excelente distancia para ser manejada sin problema por el conductor. El equipo de sonido de esta unidad estaba firmado por JBL. El 208 GTi trae de manera opcional el Park Assist, que mediante los sensores delanteros, traseros y laterales el 208 “busca” una plaza de aparcamiento adecuada y mediante la dirección asistida te dirige el vehículo para que aparques de manera cómoda, solo tienes que preocuparte de los pedales y las marchas. No tuve ocasión de probarlo pero supongo que será similar al sistema que tiene Ford, que en su momento funcionaba bastante bien.

    Las plazas traseras son cómodas aunque algo justas para 3 adultos. En el caso de medir 1.80 muy posiblemente en estas plazas tu cabeza dé con el techo. Las ventanillas traseras son fijas, ni siquiera se pueden abrir lateralmente. El acceso a las plazas es tan ajustado como lo puede ser en la mayoría de sus competidores. Ya sabemos que esto es lo que ocurre en un 3 puertas y sobre todo en este segmento.

    En marcha

    El 208 GTi es movido por el motor 1.6 THP que da una potencia de 200 CV a 5.800 rpm y con 275 Nm de par máximo a partir de 1.700 rpm. Pesa tan solo 1.160 Kg, el aligeramiento de peso, junto a la potencia, es uno de los factores que permite acelerar desde parado hasta los 100 km/h en menos de 7 segundos y alcanzar los 1.000 m con salida desde parada en 27 segundos. La transmisión asociada es manual de 6 velocidades y relaciones cortas. La velocidad máxima que alcanza el 208 Gti es de 230 km/h.

    Durante el trayecto me ha parecido un motor bastante vivo, que sobretodo empieza a responder de manera excelente a partir de 3.000 vueltas. Las suspensiones y las barras han ganado en rigidez sin embargo en viajes largos no resultan incomodas, siempre y cuando el firme se encuentre en un decente estado.

    Respecto a su antecesor directo, el 207 RC, el 208 GTi es 7 cm más compacto. Sin embargo consigue 5 cm más de espacio interior, esto quiere decir que el reparto de espacio ha sido perfeccionado y evita la moda de hacer crecer el modelo en cada generación. También se ha trabajado el aligeramiento de pesos, concretamente 90 kg son los que se ha quitado de encima.

    En cuanto a prestaciones el 208 GTi vuelve a ganar frente al 207 RC. Es 25 CV más potente y cuenta con 35 Nm más de par máximo, permitiendo que ofrecer mejores números. El consumo también ha sido mejorado notablemente, el nuevo GTi homologa tan solo 5.9 l/100 km.

    En Peugeot han pensado que este GTI sea apto para el día a día. El cliente que se hace con un vehículo de estas características no pretende que sea de uso exclusivo para la diversión, sino que además quiere llevarlo al trabajo o a comprar al supermercado. Por este motivo la firma del león ha creado un GTI divertido pero no radical, el 205 GTI era sobrevirador mientras el 206 RC era ligeramente subvirador. El 208 GTI es un vehículo neutro en este sentido, ofrece diversión y seguridad.

    Sin embargo este GTI lleva incorporado un jugoso caramelo, un botón que desconecta el ESP por completo. Como lo habéis leído, no se trata de un modo sport o una desconexión parcial, con este botón nos olvidamos de las ayudas electrónicas. Así que si te gusta ser rabioso al volante dispones de un “botón de la alegría” aunque siempre hay que tener precaución.

    Conclusiones

    El 208 GTi es una alternativa frente a la lista de competidores que encontramos dentro del segmento B de deportivos. Como os comentábamos anteriormente el puesto de conducción es uno de sus puntos fuertes. La posición del asiento, el agarre lateral, el acceso a la botonera de la consola central y el volante, de inferior diámetro y dirección directa, hacen que goces mientras montas estos 200 CV.

    Hablando de gozar, la desconexión total del ESP es sin duda la mayor sorpresa en este compacto deportivo. Eso si, aunque suene contradictorio hay que hacer el loco tomando las medidas de seguridad oportunas. Pero es un punto a favor para muchos de “manos inquietas”.

    Por otra parte en las características a mejorar yo hubiese deseado que el 208 GTi tuviese una estética exterior más diferenciadora respecto al 208. Ya que algunos cromados, espoiler trasero y llantas de 17 pulgadas también las encontramos en el acabado “Allure”.

    Peugeot asegura que el sonido del motor y de la línea de escape han sido trabajados, sin embargo a pesar de “sonar bien” no llega a enamorar. Se agradece el trabajo realizado pero a mi juicio es algo imprescindible para este tipo de vehículos más pasionales.

    Puede que estas ideas, tanto el sonido como de la estética más diferenciada, estén algo en contra con la filosofía de lanzar al mercado un GTi “discreto” al ojo del que no entiende demasiado. Pero entiendo que se podría haber resuelto ofreciendolo como mínimo de manera opcional.

    Precio Peugeot 208 GTi

    El precio base del 208 GTi se sitúa en los 22.900 € (P. V. P.)

    Equipamiento Peugeot 208 GTi y características

    Peugeot 208 GTi, presentación internacional en Niza