El reglamento deportivo del WEC 2018-19 seduce a Toyota

  • Toyota ha confirmado su continuidad en el WEC tras publicarse el reglamento deportivo de la temporada 2018-19 preparado por FIA y ACO.
  • Además de confirmar la 'Equivalence of Technologies' (EoT) para ajustar el nivel de los LMP1, los organizadores han aplicado diversos cambios.

FIA y ACO han publicado los principales cambios del reglamento deportivo del WEC de cara a la temporada 2018-19, modificaciones en su mayoría destinadas a adaptar el reglamento a la nueva condición de temporada bianual del campeonato, así como a la presencia de una cita de nuevas características como las 1.500 Millas de Sebring. Con todo, el cambio más sonoro ha sido la definición de las primeras pautas de 'Equivalence of Technologies' (EoT), sistema que permitirá igualar el rendimiento de los LMP1 híbrido y no híbridos y que ha sido clave para conseguir la continuidad de Toyota en el WEC.

Comenzando por las cuotas de inscripción, FIA y ACO han pautado que el precio para inscribir un coche es de 17.000€ por carrera, o lo es lo mismo, 2.000€ más que en 2017. A su vez, los equipos y/o fabricantes que quieran competir por los títulos de Campeón del Mundo de LMP1 y GT deberán pagar 310.000€. Por último, todos los equipos deberán abonar una cantidad de 24.000€ en concepto de costos técnicos y de otros 24.000€ para combustible. Fruto del nuevo formato bianual, se permite un cambio de coche por temporada en las clases LMP1 no híbrido, LMP2, LMGTE-Pro y LMGTE-Am.

Por esta condición de sesión bianual, cualquier piloto que debute en el WEC antes del 31 de diciembre de 2018, competirá bajo la categorización otorgada de forma reciente por la FIA y esta se mantendrá por toda la sesión. Por el contrario, cualquier piloto que debute tras el 1 de enero de 2019, queda sujeto a la categorización que la FIA publique a finales de 2018. Con todo, un comité podrá conceder una excepción en la configuración de las tripulaciones, sujeta incluso a la modificación del tiempo de conducción específico para esta tripulación. Los pilotos Bronce siguen excluidos de la categoría LMP1.

Otros detalles que se han modificado han sido la licencia por puntos y el número de días de test. Cada piloto contará con 12 puntos en su carnet y podrá ser sancionado con la retirada de hasta 6 puntos por evento. Una vez agotado el saldo, el piloto será suspendido por una prueba. A pesar del nuevo formato, se mantienen las sanciones de Drive Through, Stop&Go, penalización de tiempo, sanción con posiciones en parrilla, exclusión de resultados y suspensión en futuras pruebas. A su vez, se han pautado 3 días de test a puerta cerrada para LMP1 y de 12 días para test privados abiertos. En LMP2 los días de pruebas abiertos a todos los equipos es de 5 jornadas. Además, cada fabricante de LMGTE-Pro sólo puede inscribir dos coches, salvo en Le Mans.

Las 1.500 Millas de Sebring, por su duración, representan un tipo de prueba nueva en el WEC y por ende, se han fijado unos límites de tiempo de conducción mínimo. En LMP1 y LMGTE-Pro cada piloto debe conducir un mínimo de 1 hora y media y un máximo de 8 horas. En LMP2 se ha fijado que cada piloto de la tripulación debe estar como mínimo 3 horas en el coche, mientras que en LMGTE-Am se pauta un mínimo de 3 horas y media para cada piloto bronce y plata y de 1 hora y media para el piloto profesional (Platino u Oro), con 6 horas como tope máximo. En todos los casos, no se podrán completar más de 4 horas por cada 6 horas de carrera.

En esta línea, la asignación de neumáticos para las 1.500 Millas de Sebring será del doble respecto a la que tienen los equipos tienen en una carrera de 6 horas. También se ha definido el nuevo sistema de puntos. Las 24 Horas de Le Mans otorgarán puntos bajo la escala 38/27/23/18/15/12/9/6/3/2/1, mientras que las 1.500 Millas de Sebring ofrecen una puntuación un 25% superior al de una carrera normal con el patrón 32/23/19/15/13/10/8/5/3/2/1. Por último, las carreras de 6 horas mantienen un sistema de puntuación 25/18/15/12/10/8/6/4/2/1.

Por último, se ha pautado el sistema de ‘Equivalence of Technologies’ (EoT) para igualar el nivel de los LMP1 híbridos y no híbridos. Se adaptará el rendimiento de los prototipos no híbridos a partir del cálculo de la vuelta promedio del coche más rápido híbrido -siempre el Toyota TS050- y el más rápido de los LMP1 no híbridos. Este tiempo se calculará a partir de un número de vueltas equivalente al 20% de la distancia total y para tal fin los coches implicados deberán haber participado en al menos dos carreras y clasificar en las mismas. Este EdT se aplicará hasta la 24 Horas de Le Mans 2018 incluidas, en un modelo que ha convencido a Toyota Gazoo Racing para confirmar su continuidad durante al menos la temporada 2018-19.

Fotos: Toyota Gazoo Racing / Ford Performance

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×