¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Trampa en la ley de conducción autónoma que Reino Unido quiere para finales de 2021

    Trampa en la ley de conducción autónoma que Reino Unido quiere para finales de 2021
    Leer libros no será posible con la ley de conducción autónoma de Reino UnidoKnauf Automotive
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Hace casi un año que el gobierno del Reino Unido abría la puerta a la a conducción autónoma en su territorio. Dispuesta a permitir esta funcionalidad con el objetivo de reducir accidentes, se encontraron con una respuesta muy negativa por parte de los habitantes. Ahora, el gobierno trabaja en una nueva reglamentación para agilizar su implantación, pero con trampas.

    Alemania ha sido el primer país del mundo en desarrollar una ley reguladora de la conducción autónoma en su territorio. Aunque está pendiente de aprobación, un trámite que está pendiente de ocurrir y no tardará mucho, es también cierto que pretenden compartir la reglamentación con otros países del entorno o del mundo.

    En la misma línea va el Reino Unido. El gobierno británico ya abrió la veda el pasado verano, al anunciar su disponibilidad para implantar los coches autónomos en el territorio, y las pertinentes pruebas de los fabricantes, buscando reducir los accidentes de tráfico y así lograr los objetivos planteados de disminuir el número de víctimas mortales. Una encuesta lanzada el pasado mes de agosto mostró un claro rechazo de la ciudadanía a la propuesta de los gobernantes.

    El Asistente de mantenimiento en carril no es un sistema de conducción autónoma

    Sin embargo, el gobierno sigue empeñado en seguir los pasos de los germanos, de Estados Unidos y Japón que, por cierto, fueron los primeros, por lo que ya trabaja en una nueva norma para regular la conducción autónoma, a través de una modificación expresa en el código de circulación. A sabiendas de la oposición ciudadana, los regidores buscan llegar al más alto nivel de la conducción autónoma por pasos, de manera que los coches equipados con el asistente de mantenimiento en el carril podrán recibir una homologación específica y conducir solos a baja velocidad.

    Reino Unido pretende que el asistente de mantenimiento en carril sea equiparado a un coche autónomo

    Un primer paso que podría estar listo para finales de 2021, pero que es realmente un engaño al asignar un papel de autónomo que no es tal. Los vehículos equipados con ese sistema son asistidos, girando levemente el volante para trazar las curvas justamente por el centro del carril, pero no conducen solos porque no aceleran ni frenan por sí solos. Para que estas dos funciones se realicen de forma autónoma, es necesario activar el control de velocidad de crucero y aumentar la velocidad a través de botones en el volante. Incluso, el giro del volante se realiza hasta un máximo de 60 km/h.

    A estas condiciones se suman que los fabricantes no van a homologar estos vehículos de forma especial como el Reino Unido requiere. Son funciones de nivel 2 en todo el mundo, y no de un nivel 4 o 5 como pretenden los británicos, como apunta Matthew Avery, director de investigación de Thatcham Research, quien ha señalado que «el asistente de mantenimiento en carril, tal como lo propone actualmente el gobierno, no está automatizado. Son sistemas de conducción asistida, ya que dependen del conductor para recuperar el control. Nuestra preocupación también es que el gobierno del Reino Unido está contribuyendo a la confusión y al frecuente mal uso de los sistemas de conducción asistida que, lamentablemente, ya han provocado muchas muertes trágicas».

    Fuente: BBC