¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Cómo rellenar un parte amistoso, paso a paso

    Cómo rellenar un parte amistoso, paso a paso
    El parte amistoso es la mejor forma de resolver un accidente de tráfico.
    Carlos González
    Carlos González6 min. lectura

    Si tienes un accidente de tráfico con otro coche y conductor, el parte amistoso es la mejor vía posible. No obstante, un atestado policial es posible también cuando no haya acuerdo entre las partes o no se pueda resolver el conflicto de manera normal.

    Cuando se produce un accidente de tráfico hay diferentes opciones, o caminos que se pueden tomar, pero entre ellos el más conveniente es rellenar un parte amistoso. En realidad se llama 'Declaración Amistosa de Accidente', aunque se conoce más como parte amistoso, y se puede hacer cuando hay dos coches implicados en un siniestro. Que es casi siempre, concretamente en el 85% de los accidentes.

    Este documento es crítico, porque es la forma de explicar y determinar cómo se ha producido un siniestro, y resolver la culpabilidad del mismo, informando a las compañías aseguradoras sobre lo que ha sucedido. Y aunque rellenar un parte amistoso no es en absoluto complicado, contar con una guía, o una serie de indicaciones, nunca está de más.

    Rellena el parte amistoso con todos los detalles posible sobre el siniestro para evitar problemas más adelante.

    Cómo rellenar un parte amistoso de accidentes

    Primer bloque

    El bloque 1, en un parte amistoso, es en el que se incluyen los datos básicos relativos al siniestro. Es decir, información como la fecha, la hora y el lugar en que se ha producido el accidente de tráfico. Y otros detalles como cuántos vehículos se han visto implicados en el siniestro, si se han producido o no daños en el mobiliario urbano, si se han visto afectadas terceras personas, si se han sufrido daños materiales y personales y si hay testigos.

    Segundo bloque

    Hay un segundo apartado en un parte amistoso en el que encontraremos dos secciones, fácilmente diferenciadas por su color. La primera en color azul y correspondiente al conductor A; la segunda en color amarillo y relativa al conductor B.

    Es importante prestar atención a que el conductor A eres , y el conductor B es el 'contrario', para no cometer errores al introducir los datos. En este segundo bloque se reflejarán los datos de cada conductor y también la información del coche, así como la aseguradora. Los datos personales tienen que ser tanto los del asegurado -en la póliza- como los del conductor.

    Tercer bloque

    La última sección de un parte amistoso es un croquis. De manera esquemática, aunque con el mayor detalle posible, aquí hay que explicar con gráficos cómo se ha producido el accidente de tráfico entre las partes implicadas en el siniestro. Esto ayudará a determinar quién ha tenido la culpa.

    Qué debes saber antes de rellenar un parte amistoso en un accidente de tráfico

    Es la mejor forma de 'resolver' un siniestro y, en caso de no poder hacerlo de manera efectivamente amistosa, lo mejor es llamar a la Policía. La alternativa a un parte amistoso la tramitarán las autoridades competentes con un atestado policial, en el que serán ellos quienes determinen la culpabilidad en el siniestro. Y del mismo modo, reflejen qué ha ocurrido y de qué manera, con información como la comentada anteriormente en todos y cada uno de los apartados del parte amistoso.

    Es fundamental rellenar todos los datos solicitados en el parte amistoso, recomendable hacerlo en letra mayúscula y hacerlo de la forma más clara posible. En caso de siniestro hay que tratar de mantener la calma y hacer estos trámites siempre en una zona segura. Además es recomendable, siempre que sea posible, tomar fotos del accidente y las zonas en que haya cualquier tipo de referencia al siniestro. Esto ayudará a las aseguradoras y agilizará los trámites, además de que servirá de ayuda en caso de cualquier tipo de inconveniente futuro con la otra parte implicada.

    Debes tener mucho cuidado con un aspecto y es que no solo tienes que asegurarte de introducir bien tus datos, sino también de comprobar que los datos del contrario son, efectivamente, los que haya introducido en este parte amistoso. Su identificación personal comprobando el DNI; la información del asegurado revisando su póliza y la relativa al coche comprobando la matrícula.

    Si no estamos conformes podremos no firmar el parte amistoso. Y si tuviéramos cualquier problema, nuevamente lo recomendable es llamar a la Policía para que intervengan en el asunto. Si todo procede de la forma normal, se plasmará la firma en el parte amistoso, que tendrá una copia para cada una de las partes implicadas y dispondremos de un plazo por ley de siete días para entregarle la documentación a la compañía aseguradora.