Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault EZ-FLEX, un comercial eléctrico en fase experimental para el futuro

6

Es la nueva apuesta de la marca del Rombo, un vehículo comercial ligero para los profesionales de los repartos en el ámbito más urbano. Con unas contenidas dimensiones, cuenta con un sistema de propulsión eléctrica con autonomía suficiente para recorrer un máximo de 100 kilómetros.

El Renault EZ-FLEX, un comercial eléctrico que ofrecerá 100 kilómetros de autonomía, una apuesta experimental que no llegará a producción

Renault continúa con su ofensiva eléctrica, esta vez dirigida al sector de los comerciales urbanos con una nueva apuesta conocida como EZ-FLEX, un vehículo para los profesionales de la paquetería y los servicios de reparto completamente eléctrico.

Con un diseño moderno pero que tampoco es una revolución, lo verdaderamente importante son unas cotas muy compactas que le permiten desenvolverse fácilmente en ciudad, un desarrollo que comenzará con una aplicación experimental con una docena de unidades en condiciones reales de trabajo con diferentes empresas europeas durante los dos próximos años.

El objetivo es recopilar las informaciones más relevantes en un uso diario, considerando datos de geolocalización, kilometraje, autonomía, velocidad o paradas, información que se transferirá directamente a través del sistema conectado del vehículo, en tiempo real o una vez al día, analizando el uso diario de los vehículos comerciales.

Las recortadas dimensiones del Renault EZ-FLEX le permiten maniobrar con suma facilidad, gracias también al radio de giro de 4,5 metros

Con una longitud de 3,86 metros, una anchura de 1,65 metros y una altura de 1,88 metros, dispone de una capacidad de carga de hasta tres metros cúbicos, con una fácil acceso al interior de la caja gracias a un bajo umbral de carga a solo 760 milímetros desde el suelo.

Los franceses han tenido en cuenta que el tipo de vehículo también puede ser el ideal para otros profesionales, por lo que su interior es modulable y adaptable a diferentes configuraciones. La cabina cuenta con una configuración de acceso y salida más ergonómica, una visibilidad mejorada y una interfaz dotada de servicios y aplicaciones profesionales.

Salvando la enorme diferencia, se puede decir que el comercial experimental eléctrico es la versión de producción del Renault EZ-PRO, el avanzado concepto de conducción autónoma y eléctrico diseñado también para los profesionales del año 2050. La marca francesa no ha dado datos sobre su sistema de propulsión eléctrica avanzando que dispone de una autonomía máxima de 100 kilómetros, el doble que recorre un comercial urbano que suele ser de unos 50 kilómetros.

El interior del comercial eléctrico EZ-FLEX, en fase experimental, no tiene nada que envidiar a cualquiera de los modelos de producción de Renault

Noticias relacionadas

Renault EZ-FLEX, un comercial eléctrico en fase experimental para el futuro
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto