¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault mantendrá su presencia en el segmento de coches pequeños y utilitarios

Los múltiples desafíos a los que los fabricantes han de hace frente a lo largo de la próxima década pueden dejar en el aire muchas cosas, como segmentos que han estado "toda la vida" y que pueden dejar de ser rentables para algunos fabricantes. No para Renault.

Ali Kassaï en el Salón de Ginebra de 2018

Históricamente, Renault ha sido una empresa que ha facilitado la movilidad a las masas. La empresa quiere mantener su posición y ese papel, aunque lógicamente teniendo en cuenta lo que se demanda en los nuevos tiempos. Ha hablado de ello Ali Kassaï, vicepresidente ejecutivo, en una entrevista concedida a Autonews Europe.

Ali Kassaï Koupaï fue nombrado director de productos y programas del Grupo Renault el 1 de abril de este año

Kassai ha aclarado que Renault se guiará no tanto por la lógica industrial pura y dura, y que tendrá en cuenta las demandas de la clientela en un primer lugar. Por ese principal motivo no se dejarán de lado los segmentos pequeños, especialmente el B, pero manteniendo el compromiso en cuanto al A.

En el segmento A solamente existe el Renault Twingo, que está fabricado en colaboración con Daimler bajo la denominación smart forfour, la versión de dos plazas es exclusiva de smart, el fortwo. Renault no ha acordado con Daimler una nueva generación de el coche urbano, pero afirma que mantendrá -o tratará de mantener- su cuota de mercado.

Renault Twingo

Desde luego Daimler parece que irá por su cuenta, los smart están abandonando los motores de gasolina y solo se podrán adquirir como eléctricos puros. El Twingo se sigue ofreciendo con motores de gasolina y no está prevista una versión eléctrica en esta generación, o al menos no está confirmada. En los coches pequeños hay poco espacio para baterías, sobre todo si no se diseñaron para este propósito.

No obstante, Daimler y Renault van a seguir colaborando. Por ejemplo, la nueva generación de la Kangoo y su prima Mercedes-Benz Citan se hará conjuntamente. Será un proyecto muy importante, en el que habrá distintas versiones y distintas motorizaciones, incluyendo, como será imperativo, versiones completamente eléctricas.

Volviendo a los coches pequeños, y ya pensando en el segmento B, la oferta de Renault está aumentando su carga tecnológica y está llegando la hibridación a los nuevos Clio (no enchufable) y Captur (enchufable). En este segmento se encuentra el superventas eléctrico ZOE, de momento sin rivales que vendan tanto, lo cual puede cambiar con los nuevos e-Corsa y e-208.

Renault ZOE

Para atender a los clientes de gama media/alta, Renault ofrece más carga de diseño y tecnología, a la vez que ofrece una buena funcionalidad. Por ejemplo, el cliente tradicional de un Modus ahora tiene que irse al Captur, un modelo con más carga funcional y menos eminentemente práctica. Para quien busque lo esencial, ahí está Dacia.

Ahora mismo la marca de origen rumano está siendo un éxito comercial porque da a los europeos coches esenciales, sin lujos, con tecnología ya probada y amortizada. Eso permitirá que, cuando Renault las haya rentabilizado, que acaben llegando a las gamas más básicas. "Ese es el plan", afirmó Kassaï.

Por lo tanto, acabarán llegando a los Dacia los sistemas de infoentretenimiento, las versiones híbridas y totalmente eléctricas, eso sí, cuando se pueda justificar desde el punto de vista industrial, o porque ya no quede más remedio. Dacia no puede llegar al objetivo de 95 g/km de CO2 sin emplear algún tipo de hibridación, luego ese paso tendrá que acelerarse aunque suba el precio de algunos modelos.

Renault Captur

Durante un tiempo van a convivir los modelos con motores térmicos con sus correspondientes versiones híbridas o eléctricas, aunque estos últimos den los mejores resultados con plataformas dedicadas. En este sentido la colaboración se hará con Nissan, que al igual que Renault, ha capitalizado mucha experiencia en electromovilidad.

Renault también mira al futuro y a nuevas formas de movilidad, como los taxis autónomos. En una primera fase los volúmenes serán muy pequeños, por lo que será imprescindible tirar de alianzas con otros fabricantes. Todavía se están estudiando el encaje de las nuevas modalidades en su modelo de negocio.

Una de dichas ramas está teniendo su éxito, como el servicio Zity, que permite utilizar Renault ZOE eléctricos por Madrid pagando un alquiler por minutos. smart hace lo propio con Car2go, los coches son suyos. A futuro, Renault espera que la mayoría de su clientela siga prefiriendo tener un coche en propiedad, sin dejar por ello de lado la movilidad compartida, como ya hace.

Fuente: Automotive News Europe

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto