¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Renault Mégane E-Tech Electric añadirá carga rápida a la batería de 40 kWh

    El Renault Mégane E-Tech Electric añadirá carga rápida a la batería de 40 kWh
    Renault Mégane E-Tech ElectricRenault
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    A pesar de que todavía faltan más de cuatro meses y medio para que el nuevo Renault Mégane E-Tech Electric empiece a llegar a los concesionarios, la marca del Rombo ya ha experimentado las primeras críticas sobre su estrategia comercial con este nuevo eléctrico. viéndose obligada a resolver el asunto: la batería de menos capacidad ya cuenta con carga rápida.

    Una de las grandes ventajas de los coches eléctricos es que su equilibrada gama de potencias se ajusta mediante software ofreciendo una mayor o menor potencia de los motores e, igualmente ocurre con la capacidad de la batería. Algunos dispositivos de almacenamiento de energía ofrecen una elevada cifra que es capada y mediante una actualización se libera un extra, a conveniencia del fabricante.

    Con esto y con la disponibilidad de la carga rápida juegan en el equipamiento de serie y los opcionales, liberando opciones más interesantes para los clientes a base de desembolsar un extra u obligando a una versión superior para disfrutar de algunas prestaciones. Precisamente lo que le ha ocurrido a los de Renault. La firma del Rombo presentó el nuevo Mégane E-Tech Electric el pasado mes de septiembre, abriendo los configuradores en línea en los principales países europeos, y donde ha saltado la liebre con la batería de menor capacidad, la más asequible que cuenta con 40 kWh.

    Foto Renault Mégane E-Tech Electric - interior
    El nuevo Renault Mégane E-Tech Electric ofrece completa información en su gran pantalla táctil

    La batería de 40 kWh y 300 kilómetros dispondrá de carga rápida

    Esta opción más básica ofrece energía para una autonomía máxima de 300 kilómetros, y se ofrece en combinación con los niveles de equipamiento «Equilibre» y «Tecno» y con el motor eléctrico regulado para ofrecer una potencia máxima de 130 CV. Una versión que cuenta con un cargador de CA de 7 kW y opcional de 11 kW, pero sin disponibilidad de carga rápida, ni siquiera como una opción.

    Fuentes alemanas consultaron a Renault por esta cuestión, recibiendo una respuesta cuanto menos curiosa: «Un cliente que pide el Mégane con una batería pequeña prefiere no conducir largas distancias, probablemente cargará en casa durante la noche -tarda entre 7 y 10 horas- y, por lo tanto, no tendrá problemas con el sistema monofásico. La batería de 40 kWh está diseñada para uso urbano y las estaciones de carga públicas instaladas, pudiéndose recargar rápidamente con hasta 22 kW en corriente alterna». Una estimación subjetiva que no tiene por qué ajustarse a la realidad, y lo que obliga a los clientes a apostar por la batería de 60 kWh que ofrece 450 kilómetros, según el ciclo WLTP.

    Ahora, Renault ha respondido a la fuente alemana señalando que «Estamos trabajando junto con nuestros colegas en Francia en una solución para instalar también una opción de carga de corriente continua para la batería de 40 kWh», añadiendo que «Después de otra verificación interna, Renault ha decidido ofrecer una función de carga rápida opcional para la pequeña batería de 40 kWh para el nuevo Renault Mégane E-Tech». Eso sí, esta importante mejora, que seguirá siendo un opcional -un cargador de CC de 130 kW-, solamente estará disponible con esta batería pero con el motor eléctrico más potente de 220 CV.

    Fuente: Auto Motor und Sport