¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Rovanperä gana el Memorial Bettega con gran autoridad

    Kalle Rovanperä ha alcanzado la victoria en el Memorial Bettega del Motor Show de Bolonia con un Ford Fiesta RS WRC.

    Una de las imágenes del evento la ha dejado el jovencísimo Oliver Solberg tras sufrir un aparatoso y fuerte accidente.

    2017 ha sido un año frenético para Kalle Rovanperä. Todavía menor de edad, el joven piloto ha tenido que acumular experiencia a los mandos de distintos coches R5 en los pocos certámenes que permiten competir a un piloto sin carnet, como es el caso de los nacionales de Letonia, Italia o Estonia. Una vez cumplidos los 17 años y con su permiso de conducir en la mano, el piloto finlandés ha tenido la oportunidad de debutar en el ERC y en el WRC. Con dos pruebas del Mundial en su bolsillo, Rovanperä ha afrontado el Memorial Bettega con un halo muy distinto.

    No obstante, Rovanperä ha pasado en doce meses de deslumbrar en el Memorial Bettega a pesar de caer derrotado por Elfyn Evans a ser el gran dominador de este evento celebrado en el marco del Motor Show de Bolonia, ya como promesa asentada en el panorama internacional de la disciplina. De hecho, Kalle Rovanperä se ha hecho con la victoria en el Memorial Bettega con cierta solvencia tras superar al joven Oliver Solberg. El hijo del campeón del WRC y por dos veces del World Rallycross, Petter Solberg, dejó su sello a pesar de sufrir un aparatoso accidente con uno de los Ford Fiesta.

    La acción comenzaba con el Trofeo Pucci Grossi nocturno. Una primera toma de contacto con el peculiar trazado mixto construido en uno de los aparcamientos del Motor Show de Bolonia con toneladas de arena. Con las parrillas de los faros puestas en sus coches, Kalle Rovanperä y Oliver Solberg conseguían imponerse en las semifinales de esta primera competencia tras superar respectivamente a Teemu Suninen y Giandomenico Basso, este último con el único Hyundai i20 WRC. La final, copada por los Ford Fiesta RS WRC de los dos contendientes más jóvenes caía del lado de Kalle Rovanperä.

    La segunda jornada de competición comenzaba por todo lo alto con las primeras eliminatorias del Memorial Beretta pasadas por agua. Giandomenico Basso no conseguía repetir ronda final respecto a la noche anterior tras caer eliminado en su cruce, tal y como le pasaba a Tony Cairoli con el otro Hyundai i20 WRC y a los dos pilotos locales. Sin embargo, la gran cita competitiva del Motor Show de Bolonia volvía a tener los mismos protagonistas y Kalle Rovanperä se imponía a Oliver Solberg, que superaba un fuerte accidente para al menos terminar la ronda final con dignidad. Teemu Suninen y el boliviano Marco Bulacia Wilkinson no podían eclipsar a la pareja nórdica.

    Fotos: Motor Show Bologna