¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Rusia propone unir Londres y Nueva York mediante una autopista

Dos de las capitales más importantes del mundo, Londres y Nueva York, están separadas por casi siete horas en avión, pero eso no ha sido impedimento para que el Presidente de los ferrocarriles ruso haya propuesto una autopista que conecten ambas ciudades.

Este mundo pertenece a los atrevidos, pero puede que el Presidente de los ferrocarriles rusos haya cruzado la delgada línea que separa la genialidad de la locura. El señor Vladimir Yakunin ha propuesto que dos de las ciudades más importantes y famosas del mundo, Londres y Nueva York, estén conectadas mediante una autopista de 19.955 kilómetros de largo. Ahí es nada.

A tenor de lo que podríamos pensar, mucha de la infraestructura necesaria para esta mega construcción ya está fabricada, puesto que aprovecharía las carreteras existentes tanto en Europa, Asia y Estados Unidos. De los casi 20.000 kilómetros de la autopista, unos 9.980 de ellos atravesarían toda Rusia, pero tampoco habría que preocuparse por este tramo, porque actualmente ya es una realidad.

El mayor escollo del proyecto es unir el continente asiático con el americano, separados por el estrecho de Bering. Dado que esta zona es especialmente hostil, con un alto tráfico de barcos, la construcción de un puente está completamente descartada. Por lo tanto un túnel es la única opción viable. 88 kilómetros de longitud que uniría el extremo más oriental de Rusia con Alaska.

Para apoyar su idea, el señor Yakunin ha elaborado una lista con las futuras ventajas de unir ambos continentes. Creación de miles de puestos de trabajo, creación de industrias nuevas, aparición de ciudades fronterizas, y por supuesto la tremenda ventaja comercial que supondría dicha conexión. Dos países que aún estar separados por apenas 80 kilómetros, se encuentran a años luz de conexión comercial.

Obviamente el Presidente es consciente de las dificultades de llevar a cabo dicho proyecto, por lo tanto pide el apoyo de todos los países implicados, animando a todo el mundo a participar en una aventura que haría del mundo un lugar más conectado. La infraestructura todavía no ha sido presupuestada, pero será difícil que un solo país o una sola entidad se hagan cargo de los miles de millones de su coste.

A pesar de lo que os podáis imaginar, esta carretera multicultural y multicontinental no sería la más larga del mundo, ya que ese honor lo seguiría ostentando la Ruta Panamericana, con sus 25.800 kilómetros de longitud. Una vía que une, a falta de 90 kilómetros en Panamá, la punta inferior de Argentina, la Patagonia, con el norte del Estado americano de Alaska.

Fuente: GTSpirit

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto