¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    NEVS pone a la venta el último SAAB 9-3 a estrenar

    NEVS pone a la venta el último SAAB 9-3 a estrenar
    SAAB 9-3NEVS
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera3 min. lectura

    De nuevo nos volvemos a encontrar con un "último ejemplar" del SAAB 9-3, aunque en esta ocasión realmente se trata de uno de los últimos 420 ejemplares fabricados del modelo en la factoría de SAAB en Trollhättan. Esta unidad se encuentra a estrenar y desde que fuera fabricada en 2013 nunca ha salido de las instalaciones de la compañía.

    Este ejemplar realmente es muy especial puesto que se trata de uno de los últimos Saab 9-3 Aero fabricados en Trollhättan, poco después de la quiebra de la compañía y una vez que NEVS reanudó la producción del modelo en la planta sueca. En ese momento solo fueron ensamblados 420 ejemplares del Saab 9-3, todos ellos con la misma mecánica sobrealimentada de 4 cilindros y 2.0 litros que entregaba 220 CV y 350 Nm de par.

    No sabemos a ciencia cierta si este es realmente el último ejemplar que salió de la cadena de montaje, lo que sí es seguro es que fue ensamblado en la última serie fabricada y que por tanto es uno de los últimos modelos que llevan los emblemas de Saab. Poco después, la compañía tuvo que dejar de emplear los emblemas de SAAB y los sustituyó por el suyo propio, que son las siglas de National Electric Vehicle Sweden.

    El primer SAAB 9-3 Aero de los 420 fabricados en 2013 en Trollhättan.

    El ejemplar que sale a subasta cuenta con su carrocería en gris plata y nunca ha sido usado ni mucho menos registrado, pues nunca ha salido de las instalaciones de la compañía. De hecho, en su tablero solo podemos leer la cifra de 3 kilómetros de uso, por lo que se encuentra a estrenar por completo.

    Precisamente hace poco tiempo os mostramos una serie de ejemplares de la marca sueca que también salían a la venta con cifras de kilometraje realmente ridículas.

    Por un lado nos encontramos con el supuesto último ejemplar fabricado por SAAB antes de la quiebra, un SAAB 9-5 Aero, un modelo recién estrenado del que fueron fabricadas un número muy bajo de unidades antes de que la compañía original quebrara. Este modelo había sido usado muy poco y se encontraba en perfecto estado. Aunque poco antes descubrimos otro ejemplar muy raro y especial, un SAAB 9-3 Sportwagon que pasaba por ser el último 9-3 diesel que se encontraba a estrenar. Este también había sido fabricado antes de la quiebra de SAAB y contaba con solo 90 kilómetros de uso.