¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Skoda Scala se transforma en un descapotable biplaza llamado Slavia

    7
    Desvelado el nuevo Skoda Slavia.

    El séptimo Coche de los Estudiantes de Skoda ha sido presentado en sociedad. Bautizado como Slavia, nos encontramos ante un Skoda Scala que ha sido transformado en un particular e interesantísimo descapotable biplaza. Un proyecto que ha sido llevado a cabo por un grupo de 31 aprendices de la escuela de formación profesional de la firma checa.

    Se acabó la espera. Tras ser adelantado recientemente, ha sido presentado en sociedad el nuevo Coche de los Estudiantes de Skoda. En concreto, estamos ante la séptima creación llevada a cabo por un grupo de aprendices de la escuela de formación profesional de Skoda. El nuevo proyecto, que podemos ver en las imágenes que acompañan este artículo es de lo más interesante. Y es que ha sido creado a partir del Skoda Scala.

    Bautizado como Skoda Slavia, estamos ante un compacto hatchback reconvertido en un descapotable biplaza. Ha sido diseñado por un grupo de 31 aprendices. Su nombre no es casual, puesto que rinde homenaje al aniversario de Skoda conmemorando el nombre de las primeras bicicletas producidas por Václav Laurin y Václav Klement, tras fundar la compañía en 1895.

    Skoda Slavia
    El Skoda Scala se transforma en un llamativo descapotable biplaza llamado Slavia.

    Esta particular variante spider del Skoda Scala que a muchos les gustaría llegar a ver en el mercado, se caracteriza por lucir unas líneas muy atrevidas y emocionantes. Estamos ante un «one-off» que no llegará a producción. Desde el primer boceto hasta la construcción del vehículo, los estudiantes han estado acompañados de sus instructores así como de expertos de la marca.

    Para el diseño del nuevo Slavia se ha tomado como inspiración el Skoda 1100 OHC de 1957. Un prototipo deportivo biplaza abierto concebido para correr en pruebas de resistencia. Los aprendices de Skoda han llevado a cabo numerosas modificaciones en la carrocería del Scala. Muchas áreas se han rediseñado. Los bajos se han reforzado y se ha quitado el techo mientras que las puertas traseras han sido soldadas. Y para redirigir el flujo de aire por encima del vehículo, se ha creado una cubierta especial acompañada de unas características jorobas situadas detrás de los asientos.

    La carrocería está pintada en Azul White Crystal que se combina con elementos en negro. Además, se han calzado las llantas de aleación de 20 pulgadas del Skoda Kodiaq RS y que dejan a la vista el sistema de frenos, que es el mismo del Octavia RS. El sistema de escape también ha sido modificado e incluso hay algunos componentes importados del Scala Monte Carlo, como el sistema de LEDs programables instalados debajo de los umbrales laterales. Y como «guinda del pastel», hay una insignia «Drive 125 Years» que recuerda la fundación de la compañía en su aniversario.

    Skoda Slavia - lateral
    El interior del Skoda Slavia difiere mucho del que tiene el Scala. Solo hay dos plazas.

    Dejando a un lado el exterior, si nos aventuramos en el interior del nuevo Slavia nos encontraremos con un habitáculo muy cambiado con respecto al del Scala. Y es que, mientras que el compacto dispone de un interior muy espacioso con cinco plazas, aquí solo hay dos asientos. Estamos ante un descapotable biplaza. Se han instalado unos asientos deportivos de competición Sparco con cinturones de seguridad de cuatro puntos. Además, están tapizados en cuero negro perforado y con las costuras en blanco para crear contraste.

    El reposabrazos central, la palanca de cambios o el freno de mano también están tapizados en cuero negro. Y para crear un ambiente realmente animado, hay un potente equipo de sonido con un subwoofer de 2.250 vatios mientras que los altavoces restantes añaden 320 vatios adicionales.

    Skoda Slavia - posterior
    En la zaga del Slavia, sobre el maletero, encontramos un llamativo alerón.

    Hay diversos elementos del interior que no han sufrido cambios, como el cuadro de instrumentos digital Virtual Cockpit o el sistema de info-entretenimiento. En cuanto al maletero, en el que se integra un nuevo alerón, si bien desconocemos su volumen de carga, sí se ha confirmado que acomoda dos patinetes eléctricos Skoda. También se adopta la dirección, electrónica al completo y cableado del modelo de serie.

    Bajo el capó se encuentra un motor de gasolina 1.5 litros TSI de 150 CV asociado a una caja de cambios automática DSG de doble embrague y siete velocidades así como un sistema de tracción delantera. No hay detalle sobre sus prestaciones.

    Fuente: Skoda

    El Skoda Scala se transforma en un descapotable biplaza llamado Slavia