¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Stellantis avisa de la escalada de precios: “Los coches nuevos son cada vez más caros”

    Stellantis avisa de la escalada de precios: “Los coches nuevos son cada vez más caros”
    Carlos Tavares, CEO de Stellantis, muestra su preocupación por la subida de precios
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández5 min. lectura

    Carlos Tavares, CEO de Stellantis, ha realizado unas importantes declaraciones en las que pone de manifiesto su preocupación ante el encarecimiento de los coches nuevos. El máximo dirigente del cuarto mayor fabricante de vehículos a nivel mundial avisa de que se corre el riesgo de que la clase media no pueda comprar coches nuevos.

    El sector del automóvil está lidiando con toda una serie de problemas que afectan al correcto funcionamiento de la actividad comercial e industrial. La crisis de stock en los concesionarios a causa del desabastecimiento global de microchips es uno de dichos problemas. Sin embargo, y de cara al consumidor, hay una cuestión determinante que está sobre la mesa desde hace ya un tiempo considerable y que gana protagonismo mes a mes. La escalada de precios de los coches nuevos.

    Stellantis, el cuarto mayor fabricante de vehículos a nivel mundial, no es ajeno a esta cuestión. Es más, el máximo dirigente de esta compañía, Carlos Tavares, ha mostrado su preocupación ante el encarecimiento de los automóviles nuevos. Un problema cuya solución no se vislumbra a corto plazo. El CEO de Stellantis destacó recientemente que los precios de los vehículos nuevos están alcanzando niveles récord.

    La escasez y la inflación amenazan las ventas de coches nuevos

    Tavares señaló que, con los precios de coches nuevos en niveles récord y la inflación que amenaza con reducir aún más el poder adquisitivo de los compradores, existen evidencias de que numerosos compradores potenciales están siendo «expulsados» del mercado. En declaraciones a un medio estadounidense, el líder de Stellantis aseguró también que las presiones que hay detrás del aumento de los costes no disminuyen.

    «Estoy muy preocupado por el efecto de la asequibilidad. Se está convirtiendo en un problema mucho mayor a medida que aumentan las presiones inflacionarias», comentó Tavares. Los argumentos facilitados por el CEO de Stellantis apuntan a varios factores comenzando por la mencionada escasez de microchips. Ello ha generado recortes de producción prolongados en toda la industria que, a su vez, ha derivado en una falta de unidades disponibles en los concesionarios.

    También hay otros factores en juego, incluido el rápido aumento de los costes de las materias primas, comenzando por el acero. De hecho, los precios de las materias primas, en general, han aumentado rápidamente durante los últimos años. Un problema que se ha acelerado con el problema bélico que se vive en Europa. Y más concretamente en Ucrania. El precio de la tonelada de aluminio pasó de un mínimo de 2.554 $ (2.335 €) en noviembre a cerca de 3.500 $ (3.200 €) en esta misma semana. Lo mismo ha ocurrido con el níquel y el paladio, cuyos precios prácticamente se han duplicado.

    El riesgo de que la clase media no pueda comprar un coche nuevo

    Hace apenas unos días Tavares era el encargado de presentar en sociedad la hoja de ruta Dare Forward 2030. Una visión de futuro basada en el plan estratégico que Stellantis ha puesto en marcha para convertirse en líder mundial del vehículo eléctrico. Y aunque se anunciaron unos objetivos de ventas de automóviles eléctricos muy ambiciosos, Tavares enfatizó que, al menos a corto y medio plazo, los coches eléctricos costarán más que los modelos comparables a gasolina. Los fabricantes de vehículos, como Stellantis, deberán encontrar formas de reducir los costes rápidamente. ¿El motivo? No pueden trasladarse a los consumidores nuevos aumentos de precios. Incluso se avisa de la posibilidad de encontrarse en la tesitura de que la clase media no pueda comprar un coche nuevo. Un escenario catastrófico: «Las clases medias no podrían comprar coches nuevos».

    El máximo dirigente de Stellantis volvió a señalar del riesgo que existe de una posible escalada de los costes de las materias primas a causa de la guerra que se está viviendo en territorio europeo. Es algo que, en palabras de Tavares, «no puede descartarse». Son tiempos convulsos para el sector del automóvil. Y todo ello en pleno proceso de transición hacia la era de la movilidad totalmente eléctrica.

    Fuente: The Detroit Bureau