La red de supercargadores Tesla cubrirá Europa a tiempo para el Model 3

El año que está a punto de comenzar será el más importante de la historia de Tesla en Europa, al llegar al mercado su modelo de más ventas, el Model 3. Este hito va a coincidir con una cobertura completa del continente.

Uno de los aspectos en los que Tesla despunta sobre sus competidores y el resto de fabricantes eléctricos es el tener su propia red de recarga rápida. Según Tesla, en este momento hay a nivel mundial 1.386 ubicaciones que suman un total de 11.583 supercargadores (120 kW o más). Y sigue creciendo. Este aspecto los hace más deseable que otras alternativas Premium que no disponen de una red mínimamente similar.

A lo largo de 2019 estará cubierta Europa por completo, del punto más al este (Irlanda) al oeste (Ucrania), y del norte (Noruega) al sur (Turquía). Obviamente se consideran también España y Portugal como sur. Sin embargo, el ritmo de despliegue de supercargadores no está cumpliendo los objetivos de 2018: 18.000 supercargadores en total. En España habrá 43 estaciones rápidas a finales del año que viene.

Los supercargadores distarán como mucho 500 kilómetros entre ellos

Hay que sumar a la red de recarga rápida otra modalidad de menor velocidad, la carga en destino. Tesla está llegando a acuerdos con numerosos restaurantes, hoteles o centros comerciales (más de 300 ubicaciones) para poder recargar los coches donde hay previsión de que el cliente pare más tiempo. Veamos un par de ejemplos:

En el trayecto Madrid-Valencia -360 kilómetros- hay un supercargador a mitad de camino, en Atalaya del Cañavate, donde se puede recargar en solo 15 minutos un Model S 75D (modelo básico). En el centro de la ciudad hay seis hoteles que ofrecen el servicio de recarga en destino. Un Model S P100D no necesitaría hacer parada intermedia.

Veamos un caso más desfavorable, un Model X 75D, que consume más energía y tiene baterías de menor capacidad. De Murcia a Zaragoza hay 743 km. Habría que hacer una carga rápida en Albacete (35 minutos), otra en Valencia (1 hora) y la última en L'Aldea (Castellón, 45 minutos). En destino hay tres hoteles que ofrecen carga para el coche.

En otras palabras, los usuarios de un Tesla siguen necesitando hacer una mínima planificación de a dónde quieren ir y qué opciones de carga disponen. Incluso para ellos no se puede hacer un viaje "a lo loco" sin tener en cuenta esas cosas, pero tendrá solución en relativamente poco tiempo, como cuando se viaja con un coche normal.

Por otro lado, la red de supercargadores no es siempre gratuita. Los primeros propietarios tienen cargas vitalicias, los demás disponen de un crédito anual gratuito de 400 kWh anuales en el caso de Model S y Model X antes del 2 de noviembre de 2018. En el resto de casos, o excedido el crédito inicial, son 24 céntimos por kWh, menos del doble de lo que cuesta una recarga doméstica sin considerar ningún descuento ni ventaja.

Orientativamente, Tesla estima que recorrer 1.500 km con un Model S a base de supercargadores supone 67 euros (4,46 €/100 km) y un Model X asciende a 76 euros (5,07 €/100 km). Estos costes kilométricos no tienen competencia usando diésel o gasolina, y se acercan a los coches a gas más eficientes del mercado. No será gratis, pero compensa. Un Model 3 consume algo menos.

Aunque el consumo eléctrico de los Tesla no es precisamente bajo -dado su elevado peso- respecto a otros eléctricos, y aunque haya que pagar las cargas rápidas, los viajes largos no son un problema. Resulta muchísimo más caro usar cargadores rápidos de otras redes, que viene a equivaler a el coste de usar gasolina o gasóleo (p.e. 5 euros por 45 minutos a 40 kW).

Los Model S y Model X no son coches de gran volumen, dado su elevado precio, y la red actual está correctamente dimensionada de forma que no haya que esperar por un punto de carga rápida. Como los primeros Model 3 que van a llegar también son bastante caros (por potencia y capacidad de baterías) la llegada de coches será paulatina.

Es decir, Tesla no solamente busca aumentar el beneficio vendiendo al principio los Model 3 de mayor precio, también tiene más controlada la población de coches en relación al despliegue de supercargadores y carga en destino. Si las ventas superasen la capacidad de la red en un momento dado, empezaría a haber problemas para los clientes.

Los Model 3 también se van a poder cargar con estándar CCS Combo 2, muy extendido en Europa, aunque la velocidad es inferior. En la medida de lo posible, los usuarios de ese modelo procurarán parar en zonas habilitadas por Tesla, la duración de la parada es inferior, y seguramente lo será la tarifa. Cuanta mayor sea la capilaridad de la red de recarga, menor será la necesidad de comprar un Mid-Range o un Long Range, con capacidades de batería superior.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto