¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Team De Rooy 'adelgaza' su estructura por la crisis del COVID-19

    El Team De Rooy ha sido el gran antagonista de Kamaz en las últimas ediciones del Dakar.

    El equipo de Gerard de Rooy reduce al mínimo su programa deportivo y sólo contará con dos unidades del Iveco Powerstars.

    La crisis económica por el COVID-19 y las nuevas aspiraciones de Gerard De Rooy han llevado al equipo a vender hasta tres camiones.

    Team De Rooy ha sido uno de los equipos de referencia de la categoría de camiones del Dakar durante la última década. Construida en torno a la figura de Gerard De Rooy, la estructura ha logrado moverse en tiempos convulsos para ser el gran rival de Kamaz. Con todo, la crisis del COVID-19 ha supuesto un duro revés para la estructura, hasta el punto de provocar que la formación reduzca su programa deportivo al mínimo. Con Gerard De Rooy lejos del mundo de la competición por el momento, el equipo seguirá existiendo con sólo dos Iveco Powerstars, ya que venderá tres unidades más de sus camiones de rally.

    La crisis del COVID-19 ha sido el detonante de una situación que de por sí ya era delicada para el equipo. El propio Gerard De Rooy así lo ha explicado: «Vienen tiempos duros, tanto para nuestra compañía como para nuestros socios. La crisis del coronavirus nos obliga a ajustar de manera drástica los planes para el futuro cercano. Bajo circunstancias normales hubiéramos estado en el Dakar 2021 con cinco camiones, pero la crisis y la incertidumbre reinante a todos los niveles nos obliga a establecer prioridades y tomar decisiones. Voy a mantener en activo la organización, pero desde otra perspectiva y a otro nivel».

    Para afrontar esta nueva etapa, Team De Rooy ha puesto a la venta dos unidades del Iveco Powerstart y otra unidad del Trakker. La formación pretende vender estos tres camiones en pack y brindar apoyo técnico y deportivo a la estructura que pueda comprarlos, así como apoyo en la organización para participar en pruebas como el Rally de Marruecos o el propio Dakar. Este modelo de venta propuesto por De Rooy hace que los bloques motor de todos los camiones sean propiedad del equipo y queden en régimen de alquiler para el comprador. Por su parte, De Rooy alquilará sus dos camiones a pilotos para competir en las mejores pruebas.

    Fotos: Team De Rooy