¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    6 horas de MonzaEl Toyota #7 conquista, por fin, su primera victoria de 2021 con sufrimiento

    Mike Conway, José María López y Kamui Kobayashi ganaron la cita de Monza por delante del Alpine #36 y el United Autosports #22 de LMP2, con el Toyota #8 fuera por avería.

    Miguel Molina, con el Ferrari #52, fuera del podio en LMGTEPro.

    Toyota Gazoo Racing mantiene su dominio en esta nueva era de los hypercar, pero ni mucho menos ha sido fácil su victoria en las 6 horas de Monza. Prueba de ello es que no ganó el trío habitual de Kazuki Nakajima, Brendon Hartley y Sebastien Buemi, ya que una avería les dejó fuera de carrera.

    La noticia está en que, por primera vez en este 2021, fue el número #7 pilotado por Mike Conway, José María López y Kamui Kobayashi el que se impuso en el templo de la velocidad, aunque no les faltó sufrimiento.

    La cita empezó con relativa comodidad para ambos coches del equipo japonés. Con el #7 al frente, desde la pole, y el #8 siguiéndoles, el gran cambio se produjo a la hora y media de carrera, cuando una avería en el sistema hidráulico obligó a Brendon Hartley a entrar en boxes. Al tiempo perdido por esta avería se añadió posteriormente que un buje de la rueda delantera izquierda se había roto y esta reparación fue bastante más costosa: se dejaron 12 vueltas.

    Esto dejó a Toyota con un solo coche peleando por ganar, pero no contaban con los inesperados Glickenhaus con tanto empuje. De hecho, el #709 con el incombustible Romain Dumas al volante se puso líder cuando el número 7 se vio obligado a parar por una avería.

    Parecía que esta vez sí, que el reinado de Toyota podía acabar... pero ser líder en esta carrera parecía una maldición. Los 'gremlins' mecánicos le tocaron al coche norteamericano (en los frenos, concretamente) y con su entrada en boxes durante cuatro vueltas se quedaron fuera de las opciones por ganar.

    Aunque el Toyota #7 se volvió a poner al frente de la prueba, y acabó ganando, también fue investigado por una entrada en boxes ilegal, lo que a la postre les hizo temer una sanción después de la carrera. Un 'Full Course Yellow' a media hora del final les permitió respirar tranquilos, pese a que un 'splash&dash' que no les salió del todo bien obligó a Conway a ir al límite hasta el final.

    Vencedor en LMP2, tercero en la general

    Prueba de la dificultad de esta carrera fue que el United Autosports #22 de Albuquereque, Scherer y Hanson, que ganó la carrera de su categoría, fue el que quedó tercero en la general, por delante del Glickenhaus y sólo superado por el Toyota GR010 que conquistó la victoria y el Alpine #36.

    Junto a ellos subieron al podio los componentes del Team WRT del Oreca #31 (Ferdinand Habsburg, Charles Milesi y Robin Frinjs), que comenzaron la carrera como líderes pero se encontraron con un inoportuno coche de seguridad que les destrozó, y los del Racing Team Nederland #29 (Chatin, De Vries y Van Eerd), que ganaron al Inter Europol Competition #39 en una última hora frenética.

    Porsche puede con Ferrari en LMGTE-Pro

    El Porsche #92 de Neel Jani y Kevin Estre se impuso al Ferrari #51 de James Calado y Alesandro Pier Guidi, después de protagonizar una intensa lucha que no se resolvió hasta las últimas vueltas. La pelea entre ambos, especialmente entre Estre y Pier Guidi, dejó momentos de máxima tensión y como prueba de ello, un dato: nunca tuvieron una ventaja de más de 7 segundos.

    Miguel Molina también tuvo opciones de cajón, e incluso de algo más, pero acabó claudicando al final de la carrera junto a Daniel Serra en su pelea por el tercer puesto con el otro Porsche, el #91 de Bruni y Lietz.

    En la categoría de LMGTE-Am, siempre emocionante por los fallos constantes, la victoria fue para Nicklas Nielsen al volante del Ferrari del AF Corse #83, con especial atención a su compañero Alessio Rovera, que fue el encargado de hacer el primer stint. Esta vez no hubo pelea con el Aston Martin #98 de Paul Dalla Lana, Marcos Gomes y Augusto Farfus, que suficiente tuvieron con aguantar a los pilotos de D’Station hasta los instantes finales.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing