¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota adelanta detalles de la arquitectura e-TNGA para modelos eléctricos

Era inevitable, Toyota tiene que introducirse también en los coches eléctricos. Su estrategia inicial solo los consideraba como vehículos urbanos, dada la limitación de autonomía de las baterías. También se propone hacer coches de distintos tamaños con una nueva arquitectura modular.

Diseños preliminares de coches eléctricos que Toyota venderá en pocos años

Ya hemos visto en múltiples casos que una plataforma se puede optimizar para vehículos térmicos, para diferentes sistemas de propulsión o para eléctricos exclusivamente. Toyota ya tiene la arquitectura TNGA, pensada para modelos térmicos e híbridos, y tendrá otra exclusiva para modelos eléctricos.

Se llama e-TNGA y permite mucha flexibilidad a los diseñadores. De forma análoga a la plataforma MEB de Volkswagen, permite múltiples configuraciones mediante módulos fijos y variables. La arquitectura e-TNGA servirá para modelos de distintos tamaños, tracción delantera, propulsión trasera o con tracción total.

Todo va a base de módulos: baterías, motores y sistemas de control. Permitirá acomodar baterías de entre 50 y 100 kWh de capacidad, teniendo en cuenta lo que permite la tecnología de iones de litio. Las autonomías arrancarán en los 300 kilómetros y podrán superar los 500 km en algunos modelos, incluso rozar los 600 km.

Toyota ya tiene diseñado un plan de negocio integral para maximizar la cadena de valor de los vehículos eléctricos, desde su concepción hasta su reciclado, así como una gama de servicios en paralelo

La arquitectura e-TNGA es muy flexible en cuanto a motores. La configuración básica tendrá una potencia de 80 kW/109 CV, mientras que el tope por motor estará en 150 kW/204 CV. Estos valores están alineados con otros competidores generalistas. Con doble motor se podrán lograr un máximo de 408 CV, siempre y cuando las baterías puedan soltar 300 kW de energía.

Toyota está investigando también en el campo de baterías de estado sólido, que permitirán aligerar mucho el peso, proporcionar más potencia y aportar seguridad adicional respecto a las celdas de ión-litio. Obviamente facilitarán el que vehículos eléctricos puedan alcanzar autonomías equivalentes a las de híbridos de gasolina.

Si bien es cierto que el litio ha mejorado mucho en los últimos años (doblando o triplicando capacidad con un leve incremento de masa y el mismo espacio), esa progresión alcanzará un tope en algún momento. Para el verano del año que viene Toyota nos contará qué progresos ha hecho en ese campo.

Toyota está desarrollando coches eléctricos con Subaru y con PSA

De la arquitectura e-TNGA podemos esperar las mismas ventajas que ofrecen otras plataformas de planteamiento similar, en forma de sandwich, con los voladizos muy cortos (distancias eje-paragolpes), batallas largas (distancia entre ejes) y mayor habitabilidad para un tamaño dado.

Por otra parte, la ubicación de los elementos permite rebajar el centro de gravedad de los vehículos, aumentando el confort de marcha, haciéndolos más dóciles y con un comportamiento más previsible, así como ofrecer una mayor tendencia a no volcar aunque sus masas sean elevadas.

Toyota plantea realizar a partir de esta plataforma modelos de múltiples segmentos. A juzgar por los modelos de arcilla que se han mostrado, encontramos coches del segmento B al D, turismos, furgonetas, monovolumen, crossover, etc. Hasta aquí no mucha novedad a nivel de industria, la idea no se puede decir que sea suya.

Toyota Ultra-compact BEV

Pronto conoceremos en detalle al Ultra-compact BEV, un prototipo listo prácticamente para entrar a producción. Corresponde a la visión inicial de Toyota para vehículos eléctricos: un urbano biplaza para distancias cortas y que no alcanza ni velocidades elevadas (60 km/h) ni va significativamente lejos (100 km).

Con un tamaño de 2.490 mm de largo, 1.290 mm de ancho y 1.550 mm de alto, encaja perfectamente en la categoría kei-car tan popular en Japón. Eso permite a sus dueños moverse de forma mucho más económica, facilita mucho el aparcamiento y en mantenimiento del vehículo en términos generales.

Mientras no lleguen los modelos medianos y grandes, Toyota también prepara vehículos de movilidad personal o para dos personas (caso del Toyota i-ROAD, de estilo Twizy) para permitir una movilidad adecuada para una sociedad que está envejeciendo, que no requiere coches para todos, y que sea accesible.

Fuente: Automotive News Europe

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto