Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota GT86 CS-R3: la tracción trasera llega al WRC

Toyota Motorsport (TMG) ha homologado por fin el GT86 CS-R3. Este vehículo de tracción trasera ya puede competir en las categorías con normativa FIA. Además de su propia Copa Monomarca en Alemania, Toyota espera que algún cliente compita con él en el WRC.

Toyota Motorsport tiene nuevo juguete para los rallies. Después de los retrasos a la hora de homologar su vehículo, el 1 de octubre la marca ha cumplido con este trámite . El Toyota GT86 CS-R3 es una realidad y se convierte en el primer vehículo con motor delantero y tracción trasera que cumple con la homologación de la categoría RC3. Como ya explicamos, la apuesta de Toyota es diametralmente opuesta a los R3T presentes en las distintas categorías nacionales e internacionales. No hay más que mirar al Citroën DS3 R3T para comprobar que este GT86 CS-R3 sigue un camino muy distinto.

Este camino tan diferente ha llevado a Toyota a tener que retrasar la homologación de este GT86 CS-R3 e incluso a retrasar en un año la Copa Monomarca que tenía preparada en el Nacional de Alemania. No ha sido fácil adaptar este vehículo a la normativa RC3 de la FIA, pero finalmente ha superado la homologación de la FIA, por lo que podrá competir en las máximas categorías internacionales, como el WRC. Destinado a equipos privados, TMG ha valorado este GT86 CS-R3 en 84.000 euros en forma de kit, impuesto al margen, siendo una opción a tener en cuenta.

Uno de los puntos críticos de este Toyota GT86 CS-R3 es el motor. Cabe recordar que equipa un motor bóxer 2.0 de 235 CV y 235 Nm de par máximo, muy alejado de los motores 1.6 Turbo de gasolina que montan los R3T. Para conseguir la aprobación de la FIA, Toyota ha tenido que trabajar intensamente sobre su motor en su sede en Colonia e incluso ha tenido que reducir la relación de comprensión del motor respecto al modelo de calle para equiparar su rendimiento al del resto de modelos RC3.

El motor boxer está asociado a una transmisión secuencial de seis velocidades. La caja de cambios está firmada por Drenth y está diseñada específicamente para este coche de tracción trasera que cuenta con diferencial trasero de deslizamiento limitado. La transmisión tiene diferentes ajustes al igual que la dirección asistida, dando margen a los equipos privados a la hora de su utilización tanto en pruebas de tierra como en citas de asfalto, siendo esta superficie en teoría más propicia para el GT86 CS-R3. El embrague ligero y el volante son derivados de la experiencia de Toyota en la competición.

Otro de los asuntos clave a la hora de desarrollar este GT86 CS-R3 era conseguir un adecuado recorrido de las suspensiones. Finalmente, el modelo de Toyota monta suspensión delantera MacPherson y trasera Multi Link, mientras que los amortiguadores son capaces de tener tres posiciones tanto en configuración de tierra como en configuración de asfalto. Respecto a los frenos, cuenta con disco delantero de 330x30 mm tanto en grava como en asfalto, mientras que cuenta con discos traseros de 295x10 mm en configuración de asfalto y de 280x10 mm para tierra.

Con esta homologación del Toyota GT86 CS-R3 se confirma también la primera temporada la monomarca 'HJS R3 Trophy' que se disputará como ya hemos comentado en el marco del Campeonato de Rallies de Alemania. Esta Copa Monomarca contará con 10 coches y ofrece más de 5.000 euros en metálico en cada prueba. Respecto a su presencia en competiciones internacionales, la marca espera poder vender alguna unidad a equipos privados para que arranquen la temporada del ERC o del WRC en 2016. Es vital para la visibilidad del modelo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto