¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota Mirai 2020, las primeras imágenes

11

El prototipo Mirai Concept anticipa con mucha fidelidad lo que será la segunda generación del coche de pila de combustible de hidrógeno de Toyota, esperado para el año que viene. Supone un planteamiento radicalmente distinto en las formas, no así en el contenido.

El Toyota Mirai que conocemos, el de primera generación es un coche con un diseño muy adelantado a su tiempo, buscando una imagen de modernidad y una eficiencia aerodinámica superior. Su sucesor parecerá un coche un poco más corriente, uno que no parece distinguirse por ser lo que es, un vehículo de pila de combustible.

El 24 de octubre se exhibiriá en Tokio este prototipo, prácticamente un modelo preserie del Mirai de segunda generación. Ha estirado sus dimensiones hasta los límites del segmento E, 4.975 milímetros de largo, con un ancho de 1.885 mm y una altura de 1.470 mm. Entre ejes tiene una distancia de 2.920 mm.

Estamos ante las proporciones típicas de una gran berlina de propulsión trasera, con las ruedas delanteras más adelantadas y una caída de techo estilo fastback. Y así es a nivel interno, la fuerza motriz del motor eléctrico va a las ruedas traseras. Además, el tamaño incrementado le permite tener más capacidad de almacenamiento de hidrógeno, por lo que aumenta su autonomía.

En un primer comunicado, Toyota revela que recorrerá un 30% más de distancia que la generación anterior (unos 434 kilómetros), por lo que hablamos de unos 565 kilómetros. La capacidad de los depósitos de alta presión de momento es desconocida.

Faltan muchos datos en el comunicado de prensa, por lo que no sabemos nada sobre el motor más allá de su ubicación, tampoco conocemos la potencia que desarrolla la pila de combustible. Sí sabemos que la segunda generación de la pila es más eficiente y logrará una mayor conversión de energía a partir del hidrógeno a alta presión.

Volvamos a su diseño. Yoshikazu Tanaka, ingeniero jefe del Mirai, declaró: "Hemos trabajado para hacer un coche que los clientes siempre quieran conducir, un coche que tiene un diseño atractivo y emocional y un rendimiento dinámico y responsivo para dibujar una sonrisa en la cara del conductor".

Dicho de otra forma: "Quiero que los clientes digan que eligieron el Mirai simplemente porque les gustaba, y además, porque es un vehículo de pila de combustible de hidrógeno". Toyota recula, en este caso, con su política de diseño polarizante que gusta o no gusta, con pocos grises.

La arquitectura TNGA permite rebajar el centro de gravedad del coche al colocar elementos en una posición inferior, lo que permite más flexibilidad en el diseño. Así, sigue las pautas de los últimos diseños, prioridad inferior (under priority) y una imagen atractiva (keen look). Las llantas son de 20 pulgadas de diámetro.

En el interior descubrimos un diseño propio de los coches de su tiempo, sin estridencias, con distintas pantallas -la central de 12,3"- para tener al conductor informado, pero sin distraerle excesivamente, con líneas limpias y unos detalles de color para salir de los típicos interiores negros y grises que son muy anodinos.

Otra ventaja sobre el modelo actual del Mirai es que tiene capacidad para cinco personas, en vez de cuatro, ya que está mejor aprovechado. Para el mercado japonés y norteamericano una berlina atractiva es un buen envase para hacer del Mirai no un coche "rarito", sino algo que entre por los ojos independientemente de su sistema de impulsión.

El color azul se llama "Force Blue Multiple Layers", un multicapa para generar efectos de brillo y profundidad

De la primera generación del Mirai se han vendido algo más de 10.000 unidades, la mayoría en unos países muy concretos y donde la infraestructura de recarga de hidrógeno permite una mínima libertad de movimientos. Se espera que su precio baje un poco, podría estar un poco por encima de lo que cuesta una berlina del segmento E con 200 CV, unos 50.000-60.000 euros siendo optimista.

Toyota no ha descuidado otros intangibles como una conducción agradable tanto en autopistas como en carreteras con muchas curvas, recompensando al conductor al volante por su elección. Próximamente podremos ampliar esta información, no te pierdas la galería fotográfica adjunta.

Noticias relacionadas

Toyota Mirai 2020, las primeras imágenes
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto